Argentina comenzará a ofrecer la combinación de vacunas Sputnik V, Moderna y AstraZeneca para completar los esquemas de vacunación contra el Covid-19 de manera más rápida ante el aumento de la circulación mundial de la variante Delta.

Muchos argentinos recibieron la primera dosis de la rusa Sputnik V, pero ya cumplieron el plazo de tres meses estipulado para recibir la segunda, en momentos en que se registraron casos de la variante Delta que preocupa a las autoridades del país, aunque los casos positivos y muertes están cayendo.

Ante la demora en la llegada del segundo componente de la vacuna rusa, el gobierno realizó un estudio local para analizar la efectividad de la combinación de las vacunas que tiene disponibles y sus resultados preliminares mostraron que es segura y ofrece una inmunidad similar.

"Se ofrecerá para completar los esquemas de manera optativa una de las siguientes combinaciones: Sputnik V (componente 1) y AstraZeneca; Sputnik V (componente 1) y Moderna, y AstraZeneca y Moderna", dijo el gobierno el jueves en un comunicado.

"Esto permitirá completar esquemas en forma más rápida, sobre todo en mayores de 50 años, y aprovechar las oportunidades de vacunación en un contexto de aumento de la circulación mundial de la variante Delta, que posee una mayor capacidad de transmisión", agregó.

El jueves comenzó la distribución de más de 1.5 millones de dosis de Moderna en todo el país para avanzar en la aplicación del esquema combinado, según el comunicado.

La vacuna de Moderna, al igual que la de Pfizer-BioNTech, se basa en la tecnología de ARN mensajero (ARNm), mientras la Sputnik V utiliza vector viral no replicativo.

Por su parte, el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires comenzará a ofrecer de manera optativa el esquema combinado el viernes a unas 180,000 personas que ya cumplieron el plazo de tres meses desde que se aplicaron la primera dosis de Sputnik-V.

El Fondo Ruso de Inversiones Directas (RDIF), responsable de la comercialización de la Sputnik V, dijo el miércoles que los retrasos en las entregas internacionales de la segunda dosis de la vacuna se resolverán por completo este mes.

En tanto, Laboratorios Richmond de Argentina producirá en agosto más de 3 millones de dosis del segundo componente de la vacuna Sputnik V, según un comunicado difundido el martes por la farmacéutica y RDIF..

Desde el inicio de la campaña de vacunación, el país sudamericano ha recibido vacunas de Sinopharm, Sputnik V, en mayor medida, y de AstraZeneca Oxford, Moderna y AstraZeneca-Covishield, en números menores.

Los resultados de un estudio sobre la combinación de la primera dosis de Sinopharm con la segunda dosis de otras vacunas serán difundidos en los próximos días.

Argentina, con una población de unos 45 millones de habitantes, vacunó a cerca de 25,68 millones de personas con la primera dosis, pero solo a 7.74 con el esquema completo.