El saliente presidente conservador de Polonia, Andrzej Duda, derrotó a su rival liberal y proeuropeo Rafal Trzaskowski, y fue reelecto para un nuevo mandato de cinco años, anunció este lunes la comisión electoral.

Este resultado no puede ser considerado un éxito por lo estrecho del margen, señalaron analistas. Los resultados finales de la Comisión electoral dicen: el jefe de Estado saliente logró el 51.03% de los sufragios, ante el 48.97% de Trzaskowski.

Duda, estrecho aliado del presidente estadounidense Donald Trump, ha prometido endurecer más la ley antiaborto y se declaró contrario a la "ideología LGTB", según él "más destructora que el comunismo".

El resultado conforta la posición del partido Derecho y Justicia (PiS), en el poder desde 2015, pero su estrecho margen consolidará las críticas que han generado sus controvertidas reformas judiciales, consideradas como atentatorias a las libertades democráticas.

Después de una campaña muy polarizadora por parte de Duda, con un importante apoyo de su gobierno y los medios de comunicación públicos, este lunes el presidente jugó la carta de la reconciliación.

"Les pido mantener el respeto mutuo", dijo Duda a sus seguidores en Odrzywol, a 85 kilómetros al sur de Varsovia.

"El presidente Duda es reelecto. Pero no es una victoria fuerte", declaró a la AFP el politólogo Stanislaw Mocek, presidente de Collegium Civitas, aunque reconoció que "los polacos no optaron por el cambio propuesto por Rafal Trzaskowski", un claro proeuropeo.

Pero "pese a la derrota de Trzaskowski, su buen resultado parece marcar un nuevo inicio, una nueva dinámica para la oposición" aseguró a la prensa local Andrzej Rychard, un experto en política de la Universidad de Varsovia.

Este resultado "le da a Trzaskowski la posibilidad de convertirse en una figura clave de la oposición liberal", agregó Rychard.

Trzaskowski pertenece al principal partido de oposición centrista, Plataforma Cívica.

Recortar libertades

El gobierno conservador nacionalista del PiS ha sido acusado por sus rivales de haber recortado libertades democráticas conquistadas hace tres décadas, cuando cayó el comunismo.

La elección iba a celebrarse en mayo, con Duda líder en los sondeos, pero tuvo que ser aplazada por la pandemia de coronavirus.

El apoyo a Duda —que ha prometido mantener las muy apreciadas ayudas sociales introducidas por el gobierno del PiS— fue notable en las zonas rurales y pequeñas ciudades del país, mientras que su adversario logró mejores resultados en las zonas urbanas y occidentales de Polonia, fronterizas con Alemania.

En la primera vuelta, celebrada el 28 de junio, Duda, de 48 años, había obtenido el 43.5% de los votos frente a una decena de candidatos, incluido Trzaskowski, que ocupó el segundo lugar con 30.4 % de los sufragios.

Duda, jurista conservador y elegido presidente en 2015, se ha opuesto rara vez a las iniciativas del partido PiS de Jaroslaw Kaczynski y ha suscrito su generosa política social, así como las reformas que ponen a prueba el Estado de derecho.

Cuatro días antes de la primera vuelta de las elección presidencial, Duda se convirtió en el primer líder extranjero en visitar la Casa Blanca desde el inicio de la pandemia, y recibió el elogio de Trump por su "excelente trabajo".

Y antes de la segunda vuelta de este domingo, el ministro de Justicia (PiS) Zbigniew Ziobro había ilustrado los comicios como el "enfrentamiento entre dos visiones de Polonia, una blanca y roja, y otra del color arco iris", aludiendo a los dos colores de la bandera nacional y al símbolo generalmente usado por la comunidad LGBT.