La tercera ola de coronavirus en Alemania podría llegar a ser la peor hasta la fecha y no hay que descartar que se registren 100,000 nuevos contagios diarios, según declaró este viernes el director del Instituto Robert Koch alemán (RKI).

El número de nuevos contagios confirmados por Covid-19 en Alemania se ha disparado en las últimas semanas, alza provocada por una variante más transmisible del virus conocida como B117 y por l medidas que se tomaron inicialmente para suavizar algunas restricciones.

Hay señales claras de que esta ola será peor que las dos primeras", dijo Lothar Wieler, mientras instaba a la gente a quedarse en casa durante la Semana Santa. "Nos esperan semanas muy difíciles".

El ministro de Sanidad, Jens Spahn, declaró en la misma conferencia de prensa que Alemania se encuentra en la fase final del "maratón de la pandemia", pero advirtió que el sistema sanitario del país podría llegar a su límite en abril.

El número de nuevos casos confirmados de Covid-19 en Alemania aumentó el viernes en 21,573, mientras que el número de muertos sumó 183.

Spahn dijo que a partir de la medianoche del lunes entrará en vigor la obligación de que todos los pasajeros de aerolíneas que lleguen a Alemania presenten un test negativo de coronavirus.

También pidió a las autoridades locales que adopten un criterio más flexible en la vacunación, por ejemplo ofreciendo las dosis de vacunas no utilizadas a los mayores de 70 años durante el fin de semana y reduciendo las existencias más rápidamente.

La frustración por la lentitud de la campaña es cada vez mayor. Alrededor del 10% de los alemanes han recibido ya al menos una primera dosis, pero esta cifra sigue siendo muy inferior a la de países como Estados Unidos, Reino Unido o Israel.