Washington. El presidente estadounidense, Donald Trump, anunció el día de ayer 25 de noviembre, que indultó a su exasesor de Seguridad Nacional, Michael Flynn, quien se declaró culpable en el 2017 de mentir al FBI sobre sus contactos rusos.

El indulto, que se esperaba, se produjo a pocas semanas del fin de la presidencia de Trump, marcada por las acusaciones de que había supervisado y buscado encubrir un peligroso esquema de cooperación con Rusia.

“Es un gran honor para mí anunciar que el general Michael T. Flynn ha recibido un indulto total”, tuiteó el mandatario republicano, que abandonará la Casa Blanca el 20 de enero.

Flynn fue el primer allegado del presidente investigado por sospechas de colusión con Moscú.

Esa investigación empañó los dos primeros años del mandato de Trump, pero se cerró con una ausencia de pruebas de connivencia entre Rusia y el entorno del presidente.

El general Flynn participó en la campaña ganadora del republicano y tuvo luego intercambios confidenciales con el embajador ruso en Washington Serguéi Kisliak, en diciembre del 2016.

El FBI lo interrogó el 24 de enero del 2017, cuando ya era asesor de Seguridad Nacional, pero ocultó esos contactos.