Uno de los principales desafíos del gobierno de Andrés Manuel López Obrador en materia fiscal es reducir los altos niveles de informalidad en el mercado laboral, consideró el abogado fiscalista Herbert Bettinger.

En entrevista con El Economista, explicó que el mercado informal implica que más de 60 millones de personas no paguen impuestos, por lo que no tienen accesos a los servicios de seguridad pública ni tampoco una cuenta de ahorro para el retiro.

“Cada sexenio hemos visto un crecimiento desmedido de la economía informal, y ha venido creciendo como una respuesta a las personas que han perdido su fuente de trabajo y buscan el mejor remedio que les permita seguir manteniendo a su familia”, dijo el experto en finanzas públicas.

De acuerdo con información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, al cierre del cuarto trimestre del 2018, 56.6% de la población económicamente activa se encontraba en el mercado informal, lo que implicó un crecimiento de 1.8%, con respecto al 2017.

Este panorama complica la situación en las finanzas públicas del país, pues el gasto público es sostenido en gran medida por menos de la mitad de la población mexicana, apuntó el también socio director de Bettinger Asesores.

Durante el 2018, el gasto neto del sector público fue de 5.58 billones de pesos. De este total, 55% lo aportaron los ingresos tributarios, con un total de 3.06 billones .

Es decir, los contribuyentes aportaron más de la mitad al gasto del gobierno federal. Tan sólo del Impuesto Sobre la Renta (ISR), que es un gravamen que se aplica sobre los ingresos de las personas, se obtuvieron ingresos por 1.6 billones de pesos, mientras que del Impuesto al Valor Agregado (IVA), que es un impuesto al consumo, se obtuvieron 922,238 millones de pesos, por mencionar los más importantes.

Reforma fiscal, indispensable

Bettinger, quien formó parte del diseño del Servicio de Administración Tributaria, aseguró que el país requiere de una nueva reforma fiscal, pues México sigue siendo de los países que menos recauda entre países que conforman la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos y dentro de Latinoamérica.

Considera bueno que el nuevo gobierno decida esperar hasta la segunda mitad del sexenio para hacer otra reforma, ya que muchos contribuyentes apenas se están recuperando de la reforma fiscal que se hizo en el 2013 con el gobierno de Enrique Peña Nieto, la cual implicó alzas en impuestos y reducción de casi todas las deducciones laborales.

“En lo que llevamos del sexenio no tuvimos una reforma, pero sí tuvimos una medida muy drástica que fue la eliminación de la compensación universal, la cual, si bien no subió los impuestos, sí quitó un capital muy importante para las empresas, que era el poder compensar unos impuestos con otros”, expresó.

Para Bettinger, otra medida que puede ayudar a mejorar, no sólo la recaudación, sino a que todas las personas contribuyan al gasto público, es el cobro del IVA en alimentos y medicinas.

“La única salida que yo veo se encuentra en el IVA, que no requiere de una reforma fiscal en sí, sino eliminar la tasa cero para aquellos productos que nos son de primera necesidad, pasarlos a productos exentos, y con ello llevarlos a costos de operación”.

En diversas ocasiones, el fiscalista ha propuesto que los alimentos se puedan gravar entre 4 y 6%, lo cual no significaría un impacto fuerte para las familias mexicanas. “La población no se vería afectada si tenemos un buen control de precios, el cual se da por parte de los consumidores y no del gobierno, y los productos que están exentos ponerlos en 16% (los que no son de la canasta básica)”, dijo el abogado.

Acabar corrupción, parte del problema

Bettinger aseguró que acabar con la corrupción fiscal, combatir la evasión fiscal y a las empresas que emiten facturas falsas, es bueno. Es una parte del problema que se tiene en materia fiscal.

“La autoridad está tomando cartas sobre el asunto, lo cual es muy bueno. Hay una lista de empresas que emiten facturas falsas y están buscando a los principales accionistas. Se habla de recursos de 2,000 millones de pesos anuales, por lo que es bueno que estén atentos”.

El segundo paso importante que se debe atacar es el esquema de outsourcing, porque se castiga severamente al patrimonio del trabajador en cuanto a que no genera un ahorro para su retiro y se perjudica al ahorro de su vivienda. Mientras que se afecta a los institutos públicos de salud por las bajas aportaciones que perciben y también afectan la recaudación.

Perfil

Herbert Bettinger Barrios

  • Abogado fiscalista y socio director de Bettinger Asesores, con más de 30 años de experiencia.
  • Coordinador del ITAM en los Diplomados en Impuestos e Impuestos Internacionales en coordinación con la Universidad de Duke.
  • Fue coordinador en el diseño del SAT.
  • Autor de libros de asuntos fiscales internacionales, entre ellos Paraísos Fiscales, Efecto Impositivo del Establecimiento Permanente, Precios de Transferencia, sus Efectos Fiscales, Doble Tributación y Aspectos de Política Fiscal.

Reconocimientos

  • Premio Nacional en Impuestos y Cultura Tributaria 2014 en la Categoría de Desarrollo Profesional por el Centro Nacional de Estudios e Investigación Tributaria.
  • Primer Reconocimiento como Destacado Abogado Fiscalista por parte del Comité Ejecutivo Nacional del Instituto Mexicano de Contadores Públicos, en marzo 2016.
  • Homenaje por Trayectoria por Instituto Nacional de Investigaciones en Ciencias Tributarias, este año.