El aguinaldo es el bono navideño dado por ley por tu empresa en noviembre o diciembre, y que siempre cae tan bien. Cuando lo recibes pareciera que te podría servir para tantas cosas que comienzas a imaginar los beneficios de hacerlo y no sabes ni por dónde empezar. Tienes pensado usarlo para pagar deudas, comprar cosas que te gustan, irte de vacaciones, etcétera, y de repente te das cuenta de que lo gastaste y no sabes ni en qué.

Si bien es cierto que en esta temporada los gastos variables pueden aumentar, siempre ten en cuenta que la decisión de en qué gastar y cuánto gastar está en tus manos, solamente es cuestión de planear y ser fuertes para resistir la infinidad de promociones y descuentos que hay en las tiendas, o la interminable lista de compromisos y regalos navideños. Todo sumado a que en el momento en que tienes un dinero extra sientes el impulso de gastarlo. Pero entonces, ¿cómo salir victoriosos de esta situación?

Las siguientes sugerencias pueden ayudarte a usar tu aguinaldo como realmente lo habías pensado. Para poder planear qué vas a hacer con él, es importante saber cuánto te debe pagar tu patrón, que debe ser el monto correspondiente a por lo menos 15 días de salario si trabajaste ahí todo el año o la parte proporcional al tiempo que trabajaste (la cantidad que te correspondería si hubieras trabajado todo el año, dividido entre 365 días y multiplicado por los días que trabajaste). Por ley debes recibirlo a más tardar el 20 de diciembre.

Una vez que sabes cuánto dinero tendrás, ya puedes planear qué hacer con él. A continuación te presentamos algunos tips para que lo aproveches al máximo:

  1. Regalos navideños. Haz una lista de toda las personas a quienes les quieres dar regalo, analiza si es necesario comprarles algo a todas y decide cuánto gastarás en cada regalo, así tendrás un límite cuando los busques y no te llevarás sorpresas cuando sumes el total de lo que gastaste.
  2. Compara precios. Para hacer rendir tu dinero, lleva un registro de las ofertas que te encuentres y te interesan, para que puedas comprar regalos a familiares y amigos.
  3. Ahorro. Puedes tomar una parte para empezar un ahorro o aumentarlo. Si tienes una lista de metas será más fácil que te decidas a guardar el dinero y no gastarlo esta Navidad. Además iniciarás el 2015 cumpliendo una o varias de ellas gracias a una decisión prudente.
  4. Deudas pasadas. Destina un porcentaje de tu aguinaldo para pagar parte de tus créditos, así puedes empezar un ciclo sin tantas preocupaciones.
  5. Haz listas. Sal de casa con la lista de las compras, ya sea para la semana, la cena familiar, posada o reunión y lleva sólo el dinero que sabes que necesitas, para que no gastes de más. Ponte de acuerdo con los invitados para que todos colaboren y lleven las bebidas o las botanas.
  6. Futuro: Si estás ahorrando para tu retiro, no olvides que también puedes hacer aportaciones voluntarias a tu afore, así tu aguinaldo se convierte en tu inversión que genera rendimientos para disfrutar tu futuro.

Siguiendo estos consejos, vuelve tu aguinaldo un regalo para ti y empieza el 2015 más cerca de tus metas.

Si quieres conocer más sobre ahorro para el retiro, te invitamos a tomar los talleres gratuitos de educación financiera, llamando al (01800) 388-8761 o en www.adelantecontufuturo.com.mx. No es necesario ser cliente de BBVA Bancomer para cursarlos.