Al contratar un seguro de auto, una de las dudas principales por parte de los conductores es respecto a cómo activar su póliza: saber a partir de qué momento comienzan a contar con la protección y respaldo de la compañía de seguros en caso de necesitar alguna asistencia o bien, la ayuda que recibirán si sufren un percance.

Actualmente la contratación de este tipo de protección se está convirtiendo en una opción más rápida y fácil de tramitar debido a las ventajas de las diferentes plataformas y herramientas digitales para lograr que en cuestión de minutos una persona obtenga un seguro.

Sin embargo, la protección inmediata que brindan estos seguros puede estar condicionada al cumplimiento de algunos aspectos que el conductor debe tomar en cuenta y que de no considerarlos, pueden poner en riesgo la validez del contrato.

Alan Ortiz, director de Marketing de la plataforma Ahorraseguros.mx, explicó que en el momento en que el asegurado contrata una póliza existen algunos factores determinantes, como el hecho de que la póliza esté pagada o una inspección física de la unidad para completar esta validez y esté completamente protegido, de lo contrario la empresa no se hará responsable en caso de un siniestro.

En el caso del pago, si ya cuenta con el contrato pero no ha realizado el desembolso correspondiente, la compañía no cubrirá el siniestro. “Ahora lo que hacen las instituciones es que hasta que se libera el pago le entregan la póliza. Por ejemplo, si hoy tramito el seguro y hago el pago, hoy mismo tengo la cobertura”, detalló.

El especialista indicó que, adicional al pago, las compañías requieren o hacen una inspección física vehicular, esto para garantizar que el automóvil existe, está en buenas condiciones y no existe un siniestro previo. 

Omar López, director general de la insurtech Clupp, confirmó que la póliza queda activada de inmediato en cuanto el usuario sube las fotografías para corroborar el estado del coche, a partir de ese momento el asegurado cuenta con la protección.

Señaló que cada aseguradora tiene sus procesos ya que algunos primero piden los datos del vehículo y después pagan la póliza, mientras que otros primero pagan y después proporcionan la información del coche.

“Las fotos que se solicitan son importantes para prevención de fraudes. A partir de ese momento de que sube la información y sube las fotos, el contratante está 100% asegurado”, puntualizó.

Explicó que en algunos casos, cuando son modelos que no se encuentran en el catálogo tradicionales, como el caso de algunas motocicletas, se pueden tardar 24 horas en activar la póliza.

Inspección Física

La mayoría de las aseguradoras realizan esta inspección física en los primeros 30 días, para corroborar que el vehículo existe, que no tenga algún daño o desperfecto previo a la contratación, a fin de excluir esos daños de la póliza. A decir de los expertos, esta revisión se hace principalmente para evitar temas de fraudes o dolo por parte de los asegurados.

“Hace unos años, se hacían fraudes, llegaba una persona, aseguraba el coche, decía que se lo robaban y buscaba cobrar el seguro”, aseguró el directivo de Ahorraseguros.mx

Explicó que una vez que se hace esta inspección, ya sea a través de un agente o que el asegurado envíe fotografías de su vehículo, se cuenta con el 100% de la protección. Incluso, esta inspección física es digitalizada y el mismo asegurado lo puede hacer a través de una aplicación para el envío de fotos.

En cambio, detalló, en el caso de las compañías que no inspeccionan físicamente, en temas de robo o pérdida total pueden tener un mayor tiempo de espera o bien pueden realizar una investigación.

Pregunte a la aseguradora

A decir de Ortiz, al momento de hacer la contratación del seguro, lo mejor es hacer este tipo de preguntas ya que la aseguradora o el agente de seguros están obligadas a dar la asesoría sobre los términos y condiciones del inicio de la vigencia de la póliza.

“Es importante preguntar los términos y condiciones antes de contratar, que pregunte el inicio de su vigencia, su póliza, para tener la garantía de que está protegido”, dijo.

En los primeros 30 días, la mayoría de las aseguradoras piden una inspección física, esto para corroborar que el vehículo existe y checar que no tenga algún daño o desperfecto previo a la contratación.

montserrat.galvan@eleconomista.mx