La vida está llena de ciclos, hay un momento para todo. Cuando cerramos un ciclo muchas veces tenemos sentimientos encontrados, por un lado, la satisfacción de lo vivido y, por otro lado, la incertidumbre de lo que habrá de venir. Lo importante es, sin importar en qué etapa de nuestra vida nos encontremos, estar preparados para afrontar el futuro.

Si bien existen en la vida muchas variables que no podemos controlar, lo cierto es que en la medida en que nos preparamos para el futuro, todo será mejor. Cuando tomamos una decisión con tiempo o cuando sabemos que algo inevitablemente llegará a su fin, es mejor estar preparados para ello. Como bien dicen: Más vale prevenir que lamentar .

Por ejemplo, si sabemos que nuestro hijo pronto entrará a la universidad y que nuestros gastos crecerán, es mejor que desde ahora empecemos a ahorrar. Así también, cuando decidimos casarnos, irnos de viaje o si dejamos de trabajar, debemos de estar preparados para cuando ello suceda.

HAY QUE PREPARARSE PARA EL FUTURO

Por eso, ahora que a mí me toca cerrar un ciclo, quiero compartir con ustedes esta reflexión: No hay nada más valioso que estar listos para el futuro .

Desde hace tiempo que tengo mi dinero invertido en un fondo de inversión con la finalidad de que, ahora que requiero de una parte de mi recursos para emprender un viaje, éstos me generen interés.

Hablando de finanzas, no hay cosa peor que nuestros recursos no generen nada. Nuestro dinero o se disminuye o crece, pero jamás se mantendrá tal como está. De ahí que sea indispensable que busquemos una estrategia de inversión adecuada, sobre todo si es que tenemos planes bien definidos.

Sé bien que en muchas ocasiones no contamos con la información necesaria para tomar la mejor decisión, ya sea por falta de tiempo, por indiferencia o incluso por ignorancia, pero existen especialistas en inversiones que nos pueden asesorar.

Los especialistas en inversiones están mejor informados que nosotros y podrán ayudarnos a tomar una mejor decisión de cómo invertir de forma inteligente nuestros recursos para que éstos no se esfumen con el paso del tiempo.

Además estoy convencida de que si dedicamos tanto tiempo a trabajar y literalmente muchos de nosotros nos ganamos la vida con el sudor de la frente , qué mejor que cuidar aquello que con tanto esfuerzo, tiempo y sacrificio hemos logrado.

Cuando somos pequeños, generalmente, alguien está al pendiente de nosotros, pero cuando crecemos paulatinamente nos volvemos más independientes y luego más tarde otros suelen depender de nosotros. Así es la vida, hay un momento para todo.

Por eso es importante que estemos atentos a cada momento de nuestra vida, que no olvidemos que el ahorro y la inversión son indispensables para tener un futuro tranquilo. Que hoy podemos no necesitar de grandes cantidades para vivir bien, pero con el transcurso de los años requeriremos de mayores recursos.

Hoy, queridos lectores, quiero invitarlos a reflexionar sobre el manejo adecuado de sus recursos, sea cuál fuese el ciclo en el que se encuentren, abriendo o terminando una nueva etapa, deseo que siempre tengan tranquilidad en sus finanzas personales, pero ello sólo se logra actuando de manera responsable desde ahora.

*Connie Estefan, Associate Comercialización y Difusión BBVA Bancomer Asset Management.

connie.estefan@bbva.bancomer.com