Hace unos días, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) dio a conocer que durante el 2017 se registraron 8.7 millones de reclamaciones en el sector bancario, de los cuales 75% fue originado por un posible fraude, es decir, aproximadamente 6.5 millones.

De estas quejas realizadas por los usuarios, 6.4 millones fueron por un posible fraude con tarjeta de crédito y débito. Esto es 25% más que lo que se registró en el 2016, refirió Mario Di Costanzo, presidente de la Condusef.

“Llama la atención este comportamiento vamos a llamarlo: más o menos estable entre el 2011 y el 2014 referente al número de quejas, prácticamente las reclamaciones eran de 2.7 millones y es a partir del 2015 cuando viene un incremento muy importante, pasan de 3.7 a 6.4 millones. Debemos tener presente que mucho de esto es por el incremento en las reclamaciones por comercio electrónico”, confirmó.

En reiteradas ocasiones, el presidente de la Condusef ha mencionado que conocer este tipo de datos ayuda al usuario para que tome una decisión informada y objetiva sobre qué producto o servicio financiero va a contratar, y con qué institución.

Las tarjetas de crédito representan 58% del total, es decir 3 millones 700,205 quejas, mientras tanto las tarjetas de débito tienen 2 millones 707,706 reclamaciones.

“Vale la pena recordar y hacer el llamado al Banco de México para homologar las disposiciones y el trato de una reclamación cuando se trata de tarjeta de débito o crédito (...) es diferente la forma de atender una de otra concluyendo que cuando es para una de crédito el tiempo juega en contra del usuario”, señaló el presidente de Condusef.

Por otro lado, Mario Di Costanzo señaló que de los 3.7 millones de reclamaciones por posible fraude en la tarjeta de crédito, 40% corresponde a la tarjeta clásica, 35% a la llamada oro y 22% para la tarjeta platino, el resto de las quejas se encuentran en el segmento empresarial. Lo anterior representa un total de 1 millón 457,083 personas afectadas, con un monto reclamado de 6,859 millones de pesos y un porcentaje de abono de 75 por ciento.

Por institución, BBVA Bancomer es la entidad que contiene el mayor número de reclamaciones en tarjeta de crédito con 992,061, de las cuales 44% corresponde al segmento clásico, 35% al tipo de tarjeta oro y 18% al platino.

En segundo lugar se encuentra CitiBanamex con un total de 861,134 quejas, de las cuales 378,209 (44%) son para la tarjeta clásica, 281,092 (33%) quejas recibió del segmento oro y finalmente 192,419 (22%) corresponden a la tarjeta platino.

“Después de mucho análisis hemos podido aperturar las reclamaciones por tipo de tarjeta (...) con esta información podemos ir haciendo comparaciones, por ejemplo: la tarjeta clásica es la más reclamada en BBVA Bancomer y CitiBanamex, contrario a lo anterior, la tarjeta oro es más reclamada en Santander, Banorte-IXE y HSBC. Por otro lado, en Invex la tarjeta más reclamada es platino, esto se hace con la idea de que los usuarios tengan argumentos para comparar”, refirió el presidente de Condusef.

Por otro lado, en un ejercicio elaborado por El Economista, se identificó que Banorte-IXE es la institución que tiene 2,489 reclamaciones por un posible fraude con Tarjeta de Crédito por cada 10,000 plásticos, por el contrario, BanCoppel es la entidad que tiene el índice más bajo con 159.9 quejas.

TOME MEDIDAS CUANDO COMPRE REMOTAMENTE

Por otro lado, se señaló que el medio donde se originó el posible fraude con tarjeta de crédito o de débito fue principalmente por Comercio Electrónico (51%), Terminal Punto de Venta (32%), Comercio por teléfono (11%) y Cajero Automático (3 por ciento).

Por lo que el presidente de la Condusef sugirió a los usuarios evitar realizar compras o transferencias electrónicas en computadoras de uso público o compartido.

Antes de comprar debe verificar que el sitio cuente con el protocolo de seguridad “https://” y un candado cerrado en la barra de direcciones.

“Destaca que el año pasado hubo un total de 3 millones 258,998 reclamaciones de tarjeta de crédito y débito por Comercio Electrónico, 103% más que en el 2016, lo que representa un monto reclamado total de 3,768 millones de pesos y un porcentaje de abono de 85%”, explicó la dependencia.

Asimismo, el año pasado hubo un total de 2 millones 58,265 reclamaciones de estos dos plásticos por Terminal Punto de Venta (TPV), 22% menos reclamos que en el 2016, lo que representan un monto reclamado por 4,286 millones de pesos y un porcentaje de abono de 63 por ciento.

Además, se presentaron 220,526 reclamaciones de TDC y TDD en Cajero Automático (ATM), 11% menos que en el 2016, representando un monto reclamado total de 762 mdp y un porcentaje de abono de 17 por ciento.