El primer acercamiento para aprender a manejar en muchas ocasiones se da gracias a un familiar, amigo o pareja; sin embargo, enseñan también sus mañas al estar frente al volante, lo cual puede terminar en un accidente.

Por eso lo recomendable es invertir en su seguridad y acudir a una escuela de manejo, en donde aprenderá la manera correcta de conducir.

La mayoría de estas academias no solamente le enseñan a manejar, también aprenderá desde mecánica básica hasta el Reglamento de Tránsito.

Antes de inscribirse y pagar un curso de este tipo, es necesario que verifique que el lugar en cuestión tiene los permisos necesarios, como estar certificado ante las autoridades correspondientes y su flotilla se encuentre asegurada ante cualquier incidente.

Los costos para acceder a este tipo de academias varían, pero en el mercado podrá encontrar cursos desde 700 hasta 5,000 pesos y algunas de ellas cuentan con sucursales en diferentes alcaldías.

De manera general, todas las escuelas ofrecen lo mismo, lo único que cambia es la manera en cómo dividen sus niveles y los horarios en qué las imparten, señaló Quetzalcóatl Padilla Ávila, director general de la Escuela de Manejo Autovial.

Algunas dentro de las que destacan por su larga trayectoria se encuentran la Panamericana de Manejo, la Escuela Mexicana de Manejo, la Imperial, la Escuela de Manejo Vargas, la Asociación Mexicana Automovilística, por mencionar algunas.

Aseguró que en general, las personas se inscriben porque ya saben manejar, pero buscan pulir detalles como aprender a estacionarse o que son muy nerviosas y requieren de personal calificado que les enseñe.

“Tenemos cursos intermedios que son para personas que nunca han manejado, pero tienen cierta noción básica. De los clientes que contratan con una escuela de manejo, 80% son personas a quienes les enseñó algún familiar o amigo, pero por diversas razones, no se les da la enseñanza correcta”, aseguró.

Jorge González Torres, coordinador de la Escuela Panamericana de Manejo, agregó que las clases también dependen de las necesidades y tiempos de cada alumno, además de sus conocimientos previos sobre manejo y educación vial.

“De acuerdo con las características de cada estudiante, se le brinda una clase adecuada para que evolucione y aprenda cómo se debe manejar correctamente, cada alumno elige el curso que considere más adecuado”, explicó.

Todas las escuelas imparten cursos a partir de los 15 años, edad estipulada en el Reglamento de Tránsito para que los menores posteriormente tramiten su permiso de conducir.

Sepa cambiar una llanta

El director general de la Escuela Autovial indicó que como parte de los cursos también se enseña cuestiones básicas de mecánica, como cambiar una llanta o checar el aceite del coche.

Destacó que mientras el conductor conozca cada parte del vehículo, lo controlará mejor al momento de usarlo.

“Entre mejor entienda el conductor para qué sirve cada aparato el vehículo, cuándo y de qué manera utilizarlo, podrá controlar el coche”, explicó.

Conozca el reglamento

El coordinador de Panamericana de Manejo manifestó que todos los cursos conllevan una parte teórica, en donde se estudia educación vial y el Reglamento de Tránsito.

Comentó que la ventaja de conocer el Reglamento de Tránsito es que ayudará a los conductores a no cometer infracciones.

“A los alumnos les brindamos un curso teórico, que dura tres horas y media, se tiene la opción de que lo vean en Internet, donde viene el Reglamento de Tránsito, adicional que nuestros instructores, conforme van dando las clases, explican cómo se aplica el reglamento en ciertas situaciones en la calle. Es diferente verlo en una foto o manual a cómo aplica en la calle. Hablamos de educación vial y del reglamento, para con ello, darle un complemento al curso de manejo”, afirmó

Al terminar este tipo de cursos, a los menores de edad se les entrega una constancia, mientras que a los adultos un certificado sellado de que concluyeron la parte teórica y práctica satisfactoriamente.

Valide la escuela a la que acude

La Secretaría de Movilidad de la Ciudad de México (Semovi) tiene registradas 31 escuelas, distribuidas en las 16 alcaldías, que cuentan con las certificaciones necesarias para impartir clases de manejo.

Para consultarlas, podrá ingresar a la página web de dicha dependencia en donde encontrará el directorio con el nombre, datos de contacto y folio del certificado de estas instituciones.

González Torres señaló que si el interesado requiere más información sobre este tipo de academias o las certificaciones con las que cuenta, puede preguntar directamente en la dependencia para saber si la escuela tiene o no los permisos.

“En los certificados que se extienden aparece el número de escuela registrada ante la Semovi, que no todas las escuelas lo tienen. El interesado tendría que preguntar en la secretaría sobre cuáles son las escuelas registradas, las escuelas que no están registradas omiten ese tipo de control, lo cual es una situación irregular porque el alumno que toma una clase en una escuelita de esas no sabe qué tipo de instructores tiene o la clase de responsabilidades ante situaciones que se puedan presentar”, finalizó.