No dejan de surgir intentos de fraude contra los clientes de la banca. Ahora la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) detectó una página de Internet falsa de HSBC México, con la que se pretende enganchar a las personas para robarles sus recursos.

Al dirigirse al sitio apócrifo, se lee en la dirección https://www-hssbc-com-mx-1-2-seguro-mexico.5318ea1.com, en lugar de hsbc.com.mx, que es la original.

La comisión que encabeza Mario Di Costanzo detalló que se trata de un nuevo caso de phishing, es decir, un correo electrónico que pretende enganchar al usuario al link de la falsa página, y ahí pedirle sus datos para tratar de defraudarlo.

El correo refiere al destinatario que su usuario de banca por Internet ha sido bloqueado debido a un programa de mantenimiento que se realiza regularmente.

“Hemos detectado irregularidades en su cuenta, por lo que se procedió a un bloqueo temporal de su banca por Internet, sólo necesita responder un sencillo formulario y completar la información correspondiente a su cuenta para conseguir la reactivación de la misma”, refiere.

Después viene la liga que lleva al sitio falso, donde la intención es defraudar al usuario.

Este tipo de correos que llevan a falsas páginas de bancos con la intención de defraudar se han vuelto comunes.

Pero además de tratar de enganchar al usuario por correo electrónico, también lo hacen ahora a través de mensajes de texto, smishing, donde se pide al usuario también ingresar a cierta liga o contestar el mensaje o una llamada, para pedir datos y tratar de defraudar al usuario.

Hace poco se dio a conocer el caso de una persona que había recibido una llamada, desde un número al parecer real de BBVA Bancomer, pero que no era en realidad una comunicación de este banco.

Apenas a inicio de esta semana, la Condusef dio a conocer el caso de un mensaje de texto, supuestamente de Citibanamex, que refería un cargo de casi 3,900 pesos, pero pedía al usuario que si no reconocía la transacción respondiera “cancelar”.

“Condusef alerta para no contestar o hacer caso omiso a este mensaje, ya que los delincuentes buscan robar información para usarla en la contratación de productos y servicios financieros”, refirió.

Asimismo, la Condusef también recomienda no entregar datos personales por correo electrónico, toda vez que los bancos nunca piden información financiera o números de tarjetas de crédito por teléfono o Internet. Si le queda duda del correo, llame o asista a su banco y verifique los hechos.

“Tome en cuenta que ni las entidades financieras, ni Visa o MasterCard ni otro operador de tarjetas, solicitan datos personales a sus clientes o verificación de sus cuentas mediante correo electrónico, mensaje de texto o vía telefónica, a menos que el usuario haya sido quien contactó primero a la institución financiera”, explica la Condusef.

En el 2017, de acuerdo con la comisión, se registraron 6.5 millones de quejas por posible fraude, de las cuales 51% se originó en comercio electrónico; 32% en terminales punto de venta; 11% en comercio por teléfono y 3% en cajero automático.

eduardo.juarez@eleconomista.mx