La temporada de compras por Navidad y fin de año implican gastos que pueden repercutir en un desbalance de sus finanzas personales. En esta época del año solemos tener un poco más de liquidez con la llegada del aguinaldo, que un muchas ocasiones suele ocuparse en su totalidad para las compras navideñas, sin embargo aún está a tiempo de poner orden sus finanzas y no llegar con resaca al 2022.

De acuerdo con la firma Deloitte, en México, 57% de las personas tienen planeado realizar compras en esta temporada, sin embargo antes de abrir su cartera analice las compras que realizará y no se deje llevar por las promociones y descuentos.

En este sentido, la Ley Federal de Protección al Consumidor establece que una promoción es “una práctica comercial que tiene por objeto ofrecer bienes o servicios que incentiven la compra, ya sea al ofrecerle gratis otro producto o servicio; que contengan una mayor cantidad de producto en la presentación; que tengan descuentos; o que incentiven a participar en sorteos, concurso o eventos similares”, por lo que es importante que previo a su compra verifique que realmente sea una promoción que valga la pena.

Radiografía del mexicano

La llegada de la pandemia tuvo efectos en los consumidores mexicanos, ya que de acuerdo con con el estudio “Compras de Navidad 2020, una costumbre que resiste la pandemia”, realizado por la firma, la incertidumbre y precaución se hicieron presentes el año pasado, ya que los consumidores destinaron un monto menor a dichas compras respecto al 2019, y se espera la misma tendencia para este 2021.

El estudio arrojó que entre las razones principales por las que los mexicanos piensan gastar menos este año en compras navideñas son que están preocupados por la economía, con 36% de las respuestas; mientras que 23% no desea gastar más y busca reducir sus deudas.

En tanto, Deloitte agregó que la forma de pago más utilizada para las compras decembrinas será la tarjeta de débito con 34%, mientras que 28% dijo que pagará con efectivo.

El estudio también agrega que 27% de los consumidores elige las tiendas departamentales como la primera opción para realizar sus compras navideñas, mientras que 24% opta por las plataformas en línea.

Un factor a destacar es el papel que juegan las redes sociales en las compras de los mexicanos, ya que según este reporte, 46% de los compradores en el país se siente influenciado en su decisión de compra gracias a las redes sociales.

Sí a las ofertas, pero...

Aprovechar las ofertas no es malo, sin embargo de acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), como consumidor es esencial que tenga conocimiento de todo lo que debe cumplir el proveedor al momento de ofrecer promociones y descuentos.

En primer lugar, la Condusef destacó que el proveedor debe indicar las condiciones, el plazo de duración y volumen de existencia de lo ofertado.

“Si no se fija lo anterior, se presume que son indefinidos hasta que se haga del conocimiento público la revocación de la promoción o de la oferta, de modo suficiente y por los mismos medios de difusión”, detalló.

En segundo lugar, agregó la dependencia, los proveedores no podrán realizar promociones en las que anuncien un valor monetario para el bien, producto o servicio ofrecido, notoriamente superior al normalmente disponible en el mercado.

El tercer punto a considerar como consumidor radica en que los proveedores no pueden negar la adquisición de la promoción u oferta durante el plazo determinado o en tanto exista disponibilidad de los productos o servicios del que se trate.

Finalmente, la Condusef dijo que si el autor de la promoción u oferta no cumple con lo que ofrece, el consumidor podrá exigir el cumplimiento de la misma, aceptar otro bien o servicio equivalente, o la rescisión del contrato.

“Y en todo caso, el pago de la diferencia económica entre el precio al que se ofrezca el bien o servicio objeto de la promoción u oferta y su precio normal”, refirió.

Con el pie derecho rumbo al 2022

Para evitar un endeudamiento a final de año es importante que priorice sus compras y aprovechar las ofertas y descuentos de la temporada. Es fundamental considerar cuáles compras son necesarias y cuáles no.

¿Cómo deben actuar los proveedores o comercios?

Para que exista una sana relación entre proveedores y usuarios, los primeros deben cumplir con ciertas reglas al momento de ofrecer promociones como:

1. Indicar las condiciones, el plazo de duración y volumen de existencia. Si no se fija lo anterior, se presume que son indefinidos hasta que se haga del conocimiento público la revocación de la promoción o de la oferta, de modo suficiente y por los mismos medios de difusión.

2. Los proveedores no podrán realizar promociones en las que anuncien un valor monetario para el bien, producto o servicio ofrecido, notoriamente superior al disponible en el mercado.

3. No pueden negar a ningún consumidor la adquisición de la promoción u oferta durante el plazo determinado o en tanto exista disponibilidad de los productos o servicios de los que se trate.

4. Si el establecimiento no cumple con lo que ofrece, el consumidor podrá exigir el cumplimiento de la oferta o promoción, aceptar otro bien o servicio equivalente, la rescisión del contrato, o bien el pago de la diferencia económica entre el precio al que se ofrezca el bien o servicio en promoción y su precio normal

Antes de adquirir todo lo que vea en oferta, es importante que realice algunas acciones que le ayudarán a que la Navidad no se convierta en el inicio de un endeudamiento. Tome en cuenta las siguientes recomendaciones:

Compare con anticipación los precios en distintos establecimientos, de esta forma encontrará el que más se ajuste a su presupuesto

Cheque toda la información sobre la oferta, revise los términos, condiciones, costos, formas de pago, plazo de entrega, excepciones y cargos adicionales.

Pregunte al proveedor por la garantía del producto ofertado, recuerde que deberá entregarla por escrito y especificar los mecanismos para hacerla efectiva.

No olvide exigir la entrega de la factura, recibo o comprobante. Recuerde que debe incluir los datos específicos del producto o servicio adquirido.

Realice sus compras en lugares establecidos para evitar engaños. En caso de hacerlas en línea, verifique que el sitio cuente con los candados de seguridad, y que tenga visible los términos, condiciones, el aviso de privacidad y los números telefónicos para presentar aclaraciones o reclamaciones.

Si el producto o servicio no cuenta con las condiciones, características, términos del contrato o contenga defectos o vicios ocultos, exija la restitución del mismo, devolución de la cantidad pagada, rescisión del contrato o reducción en el precio. También pueden ofrecerle 20% de bonificación de lo pagado.

finanzas.personales@eleconomista.mx