Los créditos hipotecarios siempre han estado asociados a un seguro, por eso, si tienes un crédito hipotecario y tu casa o departamento se vio afectado por el terremoto del pasado 19 de septiembre, tienes derecho a hacer la reclamación de ese seguro por el monto que cubra el crédito o los daños que haya sufrido el inmueble.

“Los créditos hipotecarios siempre han contado con  un seguro. El seguro contra daños era un requisito que siempre han exigido los bancos. Aunque el banco o cualquier institución que otorga un crédito hipotecario no te vendiera el seguro, tú estabas obligado a contratarlo”, dijo Mario Di Costanzo, presidente de la Comisión Nacional  de Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

Los créditos hipotecarios están asociados a tres tipos de seguros: un seguro de vida, que garantiza que se salde el crédito si el titular fallece; un seguro contra daños, que debe asegurar el valor de la garantía, que es el inmueble, y un seguro de desempleo, por si la persona que asumió el crédito se queda sin el ingreso necesario para seguir solventando el mismo.

“Lo que hemos pedido  es que aquellas personas que tengan seguro y que tengan un crédito hipotecario acudan a la Condusef, porque muchas veces el usuario ni siquiera conoce cuál es la aseguradora que le da el servicio”, dijo Mario Di Costanzo.

Por eso es importante que las personas que cuenten con un crédito hipotecario conozcan su póliza, que la soliciten al banco o a la institución con la que hayan contratado el seguro, para que puedan revisar con qué tipo de seguro cuentan y el monto asegurado. En algunos casos, la Condusef ha detectado que la suma asegurada es inferior al valor del crédito, “lo cual no es una situación normal y los bancos e instituciones financieras tendrán que corregirla”, dijo el titular de la dependencia.

 

Otro de los aspectos que debes conocer sobre su crédito hipotecario es que el banco que te dio el crédito no pudo haber atado la venta del mismo a la de otro producto financiero, como es el seguro, ya que la reforma financiera del 2014 prohíbe las ventas atadas. “Para crédito hipotecario y automotriz, podrás contratar un seguro de vida y daños, con la aseguradora de tu preferencia. Las instituciones podrán ofrecer alternativas para que el cliente sea quien seleccione con qué aseguradora contrata su póliza”, refiere la Condusef.      

¿Qué pasa si extraviaste tus documentos?

En caso de que no encuentres la póliza del seguro relacionado con el crédito hipotecario o si extraviaste los documentos del crédito hipotecario que contrataste, con tu número de crédito puedes pedir al banco el expediente con toda la información vinculada a la hipoteca.

“No requieres contar con la póliza para hacer una reclamación”, dijo Mario Di Costanzo.

El titular de la Condusef recomendó que, con tu número de crédito, te acerques al banco, la aseguradora o con la Condusef para iniciar la reclamación a partir del reporte del siniestro que ocasionó que tu inmueble se viera afectado, en este caso el terremoto de 7.1 grados del pasado 19 de septiembre.

Los bancos o las aseguradoras con los que hayas solicitado el crédito hipotecario y el seguro contra daños vinculado a éste te entregarán un número de siniestro y te indicará en qué momento te visitará el ajustador para revisar las condiciones del inmueble. “Aunque otros dictámenes técnicos, como los de la delegación o de Protección Civil también son útiles, es una obligación de los ajustadores revisar las condiciones del inmueble, ya que el ajustador en materia de inmuebles es el único que puede determinar el monto y la situación del bien”, dijo Di Costanzo.   

Cuando ocurren eventos catastróficos, las personas están más expuestas a riesgos financieros, por lo que es importante que sepan que la Condusef es el órgano que protege sus derechos como usuarios de este tipo de servicios, como las hipotecas, los seguros, y las tarjetas de crédito o débito. En este sentido, de acuerdo con Di Costanzo, ya se han presentado quejas ante la comisión a raíz de las afectaciones causadas por el terremoto.

“Tenemos 35 quejas de usuarios que no han sido bien atendidos. Esto no quiere decir que los bancos o las aseguradoras no les vayan a pagar, sino que se han tardado en mandar a los ajustadores u otras situaciones. Las personas nunca quedan indefensas, antes del temblor y después del temblor, siempre ha estado la Condusef”, dijo el titular de la Condusef.

[email protected]