Cuando nació mi bebé, el seguro no cubrió los gastos, me cobraron hasta el último isopo o pañal que utilizó , comentó Sandra Gutiérrez, al referirse al alumbramiento de su primer hijo.

Su caso no es distinto del de otras madres que al no conocer las condiciones de su póliza de Seguro de Gastos Médicos Mayores (SGMM) se llevan una gran sorpresa en el momento de hacer uso de sus beneficios por maternidad.

De acuerdo con información de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), los SGMM cubren una lesión o incapacidad que afecte la integridad personal o la salud del asegurado, ocasionado por un accidente o enfermedad.

Por ello es muy importante conocer las condiciones y alcances que tendrá el seguro al respecto de un parto, sea natural o cesárea, aunque de acuerdo con un estudio de la Condusef, la mayor parte de las aseguradoras incluyen los beneficios por maternidad desde sus coberturas sencillas.

A revisar

Al respecto, Sofía Belmar, directora de análisis de mercados de GNP, comentó que el único requisito para acceder a los beneficios por maternidad en un seguro de gastos médicos mayores es que la madre cumpla con el periodo de antigüedad que la aseguradora solicite, en promedio es de 10 meses.

Si los papás cuentan con un seguro de gastos médicos, el bebé estará cubierto incluso para padecimientos congénitos y cualquier complicación que se dé durante el parto , comentó.

Sin embargo, hay gastos de los cuales la aseguradora no se hace responsable, aunque está cubierto incluso por prematurez o complicaciones a partir del nacimiento, hay gastos que se excluyen como son el cunero, la incubadora y los honorarios del pediatra , expuso Joaquín Barreiro, director técnico GMM de la aseguradora MetLife.

Inclusión inmediata

Los expertos coinciden en que para hacer válidos los beneficios para el bebé en la póliza de sus padres es necesario que lo den de alta dentro de los primeros 30 días después del nacimiento.

Para el bebé nacido en la vigencia de la póliza no hay requisitos más que darlo de alta en los 30 días naturales posteriores al nacimiento, en cualquier otro caso es necesario llenar una solicitud junto con el cuestionario médico para contar con el seguro aclaró Joaquín Barreiro.

Explicó también que de contratar una póliza para el bebé se necesitará evaluar diversos factores como el nivel hospitalario, la zona geográfica, la suma asegurada, el deducible y el coaseguro, una referencia sería de 7,500 pesos al año , expuso.

Una buena revisión

Cada póliza de GMM tiene distintas características, por lo que los especialistas de la Condusef y Profeco recomiendan revisar bien su contenido y verificar qué es lo que se contrató. Aquí unas recomendaciones antes de contratar:

Un Seguro de Gastos Médicos Mayores (SGMM) es una inversión de largo plazo, los expertos recomiendan conservarla toda la vida, ya que se acumulan beneficios por antigüedad, como los de maternidad.

Buscar asesoría de un agente certificado por la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF), que le ofrezca distintos planes y compañías.

Si cambia de aseguradora, busque alguna que le reconozca la antigüedad como asegurado.

Revise en cada renovación las condiciones y el precio de la cobertura, ya que los costos en salud se modifican principalmente por la edad del asegurado y la inflación médica.

Tenga siempre a la mano su credencial que lo identifica como asegurado, los teléfonos de atención de la compañía y del agente.

[email protected]