Nos podemos pasar horas imaginando lo que queremos en nuestro futuro, ya sea en unos días, meses o hasta en años; pero muchas veces no estamos conscientes de que llegar a cumplir esos sueños depende mucho de la planeación y determinación que dediquemos a cada uno. Es por esto que debemos preguntarnos: ¿qué hacemos para lograrlo?

Esos deseos que tantas veces te has imaginado se llaman metas y para lograrlas primero necesitas planear, es decir, establecer los pasos que te permitirán hacerlo. Podría sonar un poco difícil pero aquí descubrirás cómo identificar lo que estás haciendo bien hasta hoy o qué puedes mejorar.

Comienza a planear y presupuestar

Para planear es básico que definas tu meta. Esta meta se convertirá en el objetivo de tu plan y le dará sentido al esfuerzo que apliques para lograrlo. Planear implica tomar decisiones que involucran cierto nivel de responsabilidad, pero en la medida en la que te comprometas para ajustarte a tu plan podrás conseguir aquello que tanto anhelas.

Es así como emprendes el camino hacia tus metas, cuando decides tomar las riendas de tus finanzas.

Seguimos con la organización, esta cualidad te permitirá pasar del plan al presupuesto. El presupuesto es una tabla en la que podrás identificar tus ingresos, tus gastos y cuánto quieres ahorrar para alcanzar tu meta al administrar tus recursos.

Ponle una meta a tu ahorro

Éste ahorro deberás de establecerlo de manera consciente, recomendamos que siempre ahorres por lo menos 10% de tus ingresos; pero cuando tienes una meta establecida para una fecha específica, la cantidad que ahorres deberá ajustarse a ese periodo. El secreto está en determinar la cantidad que necesitas ahorrar para lograr tu meta y ajustar tus gastos con base en ella, en vez de ahorrar lo que te sobró después de pagar tus gastos. Para organizar mejor tus finanzas te recomendamos:

  • Antes de hacer cualquier compra, analiza si en verdad lo necesitas y está dentro de tus posibilidades pagarlo, sin afectar tus finanzas y respetando el porcentaje de ahorro que estableciste.
  • Apégate a tu plan, recuerda que cada vez que te separes del él se reducirá tu capacidad de ahorro y, en consecuencia, el plazo para lograr tu meta se irá alargando.
  • Documenta tus gastos, así te darás cuenta en qué acostumbras gastar más y en qué puedes economizar para realizar la misma actividad pero gastando menos. Así descubrirás lo fácil que es ahorrar y alcanzar tus metas en menos tiempo.

El que persevera, alcanza

Finalmente, necesitas ser constante, recuerda que Roma no se construyó en un día; se requirió de perseverancia, compromiso y esfuerzo para edificarla.

Tú también puedes lograrlo, todo es cuestión de tener clara tu meta junto con tu plan para alcanzarla, ser organizado y constante.

Si quieres conocer más, te invitamos a tomar los talleres gratuitos de educación financiera llamando al 01800 388 8761 o en www.adelantecontufuturo.com.mx, no es necesario ser cliente de BBVA Bancomer para cursarlos.