Existen muchos retos en materia de educación financiera, principalmente cuando se trata de fortalecer las aptitudes y habilidades de las personas para que tomen mejores decisiones para su futuro.

En el marco del webinar “Educación financiera para invertir” organizado por El Economista, expertos destacaron la importancia de enseñar desde edades tempranas educación económica-financiera así como de las inversiones.

Jessica Serrano, directora de educación financiera y fomento cultural del Banco de México indicó que el término de educación financiera ha venido evolucionando con el tiempo pues ahora ya estamos hablando de una educación económico-financiera, con la que se busca empoderar a los individuos en su toma de decisiones.

“La educación económica-financiera busca fortalecer las habilidades de los individuos para que tengan un mayor empoderamiento en la toma de sus decisiones, a través de conocimiento, comprensión, entendimiento y el desarrollo de aptitudes, y que esto que estás aprendiendo lo pongas en práctica en el contexto de tu vida”.

Asimismo Juan José Mendoza, CEO de Peeptrade, consideró que las personas está cada vez más consientes de la importancia de formar un patrimonio, sin embargo esto no solo implica abrir un cuenta de inversión y dejar que otros la manejen por nosotros, si no también debemos conocer y comprender en qué estamos invirtiendo, conocer los riesgos y las consecuencias.

“Cada día estamos viendo gente más educada pero yo creo que nos falta mucho por hacer, si bien hoy en día puedes invertir desde 100 pesos en muchas de las Casas de Bolsa, el tema de la educación financiera queda un poco rezagado, por lo que tenemos una gran labor por delante en el tema de educar a estas personas porque al final construir un patrimonio o tener una inversión requiere conocimiento, pues la inversión es el motor de la economía”.

Por su parte Ana Lorrabaquio, directora del negocio Institucional y alianzas corporativas de Principal Financial Group y co-fundadora de Mujeres en Finanzas consideró que al tener los conceptos más claros podemos entender la importancia de las inversiones a largo plazo en un contexto donde la expectativa de vida del mexicano se ha ido incrementando.

“La educación económica-financiera también genera un impacto social por qué el beneficio lo tiene el individuo al tener la educación y tomar acciones indicadas hacia su retiro y al canalizarlas adecuadamente esto permite que la inversión sea el motor de crecimiento económico para el país a través de las inversiones de largo plazo”.

En su participación, Vanessa Quiroga, directora LATAM Equity Research Credit Suisse y Co-fundadora de Mujeres en Finanzas, coincidió en lo relevante que es entender la diferencia entre el ahorro y la inversión, pero sobre todo las ventajas en el tiempo de la inversión a largo plazo.

Por su parte, Gerardo Aparicio, director de la escuela de la BMV, consideró que el contar con educación económica-financiera te da mejores las herramientas para estar informado sobre cómo se puede invertir mejor sus recursos, teniendo claros los objetivos.

 

Asignatura pendientes

De acuerdo con Ana Lorrabaquio, entre las principales asignaturas pendientes en materia de educación financiera está el incorporar estos conocimientos desde la educación básica para en un futuro lograr una mejor compresión.

“Es necesario tener los conceptos desde edades tempranas, por ejemplo, la incertidumbre y el riesgo son cosas diferentes porque el riesgo lo puedes medir, lo puedes manejar y está vinculado con las inversiones y tomar riesgos no es malo siempre y cuando vaya en función de tus objetivos y plazos se inversión“.

Asimismo Vanessa Quiroga coincide en que los colegios deberían incorporar programas de educación económica-financiera lo que daría mejores herramientas para el futuro.

“Necesitamos aprender sobre la educación básica, en México el emprendedurismo es muy complicado y más cuando no se no se tienen estos conceptos básicos y muchas de las razones porque fracasan las empresa es porque no saben manejar el flujo de efectivo, no saben compensar el gasto, planear las inversiones. Es difícil manejar un negocio propio por lo mismo porque no están preparados para esta parte administrativa y financiera”.

Finalmente, Gerardo Aparicio señaló que otro de los temas importantes que se deben aprender cuando se habla de inversiones es “no poner todos los huevos en la misma gallina”, pues con el tiempo se ha demostrado que la diversificación crea portafolios más exitosos.

alba.servin@eleconomista.mx

rrg