Para lograr una óptima inversión, los fondos diversificados son una excelente opción, por la manera en que se componen, pueden lograr una buena distribución de instrumentos.

Estas sociedades están invertidas a su vez en otras sociedades, conocidas como fondos de fondos, teniendo una mezcla de sus portafolios compuesta de la siguiente manera:

1.- Sociedades de inversión de deuda: son las que operan instrumentos de deuda (antes mal llamados de renta fija) los cuales generan intereses todos los días y ofrecen rendimientos diarios sin presentar riegos altos en la inversión.

Los instrumentos que este tipo de sociedad puede administrar son Cetes, bonos, aceptaciones bancarias, papel comercial, pagaré, entre otros.

2.- Sociedades de inversión de cobertura: entran en los fondos de deuda, ya que invierten en monedas extranjeras y protegen su dinero sobre cualquier depreciación que pueda sufrir el peso mexicano.

3.- Sociedades de inversión de renta variable: son las que invierten en valores conocidos como acciones y también cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores, además de que pueden participar en otros países por medio del Sistema Internacional de Cotizaciones. De esta forma se obtiene un portafolio balanceado, por lo que las repentinas bajas que pudieran llegar a darse en los fondos de renta variable se compensa por el alto porcentaje que se encuentra invertido en fondos de deuda.

El riesgo se encuentra diversificado, ya que en los fondos de deuda van desde corto hasta largo plazo y aprovechan las oportunidades de la curva.

También pueden tener un pequeño porcentaje en cobertura cambiaria para protegerse de cualquier depreciación en el tipo de cambio.

En casos de bajas repentinas no se debe actuar impulsivamente ya que, en crisis anteriores, los mercados se recuperaron después de las caídas fuertes.

Es por esto que los fondos diversificados son manejados por un grupo de expertos que buscan el mejor rendimiento posible.

Ellos toman en cuenta posiciones defensivas en momentos de altas volatilidades, por lo que el horizonte de inversión tiene que ser de largo plazo (por lo menos de un año) cuando se invierte en este tipo de fondos.

Por último es muy importante leer la cartera de valores, misma que por ley se tiene que publicar el quinto día hábil de cada mes.

Éstas te indicarán en qué instrumentos se está invirtiendo el fondo, con lo que le podrás dar un correcto seguimiento y así ver la estrategia que se toma para ver crecer tu patrimonio.

*El autor es Vicepresidente de Inteligencia de Mercados Asset Management Bancomer.