Tras estar en aislamiento por un poco más de tres meses, muchas personas han comenzado a planear sus viajes ya sea por cuestiones de negocios, o bien para relajarse y alejarse un poco del estrés provocado por el coronavirus.

Sin embargo, los viajes y el turismo a los que estamos acostumbrados ya no serán igual. De acuerdo con expertos en administración hotelera, ahora no solamente deberá fijarse en si el hotel que quiera reservar tiene spa o alberca, factores como estándares de bioseguridad y de higiene serán básicos a considerar al momento de reservar una habitación con la “nueva normalidad”.

Miguel Casas, director general del Hotel El Ganzo, señaló que con las nuevas medidas sanitarias, las principales amenidades que buscan los turistas al reservar un hotel cambiarán y ahora buscarán que estén relacionadas a la garantía de limpieza y desinfección en todos los sentidos.

Desde el cubrebocas de tecnología avanzada que se puede entregar al momento del check-in, hasta la garantía de un proceso exhaustivo de desinfección en todas las áreas, serán los principales factores que los viajeros darán prioridad al momento de reservar su hospedaje.

Eva López, gerente general de la Hacienda Xcanatun by Angsana, indicó que los complejos turísticos tomarán estos nuevos protocolos como insignia de competencia y el huésped elegirá un hotel no sólo por ser bonito sino por la seguridad que pueda brindar en cuanto a la higiene y limpieza.

“De los huéspedes que han comenzado a viajar y hemos recibido, todos señalan que les brinda seguridad saber sobre las nuevas prácticas que seguimos como el uso del cubrebocas, que cuando llegan vean que se toma la temperatura, nuestro personal está con guantes para manipular sus pertenencias. A partir de ahora, ese será un distintivo al viajar y va a tomar mucha relevancia. Antes se guiaban por los comentarios o las estrellas que tiene, ahora será un parteaguas la seguridad y la higiene dentro de un hotel”, aseguró.

Gel, cubrebocas y playa

Si bien el turista seguirá viajando por atractivos como la playa, un lugar con spa o por negocios, ahora también agregarán a su búsqueda más controles y procedimientos sanitarios, incluso, si estos protocolos están relacionados con algún tipo de certificación, lo que brindará un plus para hacer más segura su estadía.

La entrega de kits desinfectantes, que contengan cubrebocas, gel y toallitas; constante desinfección en las áreas en común, espacios con mayor distanciamiento social como menos mobiliario o todo el personal con cubrebocas serán los nuevos requisitos a considerar, además de si el hotel contiene un área de spa, alberca, una sala de conferencias o qué tan lejos está de la playa o algún otro atractivo turístico.

“La gente que tenga gusto por la playa buscará hoteles con esta atracción, la que tenga preferencia por la cultura buscará un lugar con museos, este tipo de necesidades no desaparece. Las necesidades de los huéspedes siguen siendo las mismas, no creo que eso cambie en el sentir de un huésped, solamente será selectivo al momento de hacer la reservación en un hotel”, afirmó la gerente de la Hacienda Xcanatun.

Para el director general del Hotel El Ganzo, antes de viajar o considerar algún destino en particular, es importante investigar sobre la situación actual de la pandemia en ese lugar, ya que quizás aún no se permita la entrada de turistas o tengan algún requerimiento especial.

De igual forma, el turista deberá informarse sobre los protocolos o certificaciones de seguridad con las que cuenta el lugar como son los sellos de calidad, así como las posibles restricciones locales del destino de viaje, ya que éstas pueden variar mucho de una ciudad a otra y afectar su reservación en cualquier cadena hotelera.

En ese sentido, Miguel Casas indicó que aunque hay diferencias en el tipo de facilidades, amenidades e instalaciones entre el viajero de negocios y de turismo, ambos priorizarán las medidas sanitarias a la par de buscar comodidades que hagan su estadía placentera y cómoda.

montserrat.galvan@eleconomista.mx