Tener la "mente en modo financiero" es uno de los primeros pasos para dejar de tomar malas decisiones sobre dinero, especialmente cuando se busca adoptar el hábito del ahorro o aprender a invertir, aseguró el consultor en estrategia de negocios, Moris Dieck.

"Si no ponemos nuestra mente en orden, en verdad, de nada sirve que yo te explique qué son los Cetes, las Afores, un fondo de inversión; de nada sirve, porque no te vas a enfocar lo que yo le llamo esta mentalidad de inversionista", dijo el experto en finanzas personales en entrevista para El Economista.

Para Dieck, adoptar esta mentalidad consiste en lograr ver al dinero como un vehículo para crecer en todos los aspectos, saber cómo ganarlo, en qué gastarlo o no; y hacer que se multiplique y trabaje a nuestro favor.

"Creo que desgraciadamente, el tema del dinero en general, lo vemos como una carga, que siento, ha sido mucho de la educación que se ha transmitido de generación en generación, independientemente de tu situación financiera (...) Yo creo que poco a poco tenemos que ir soltando y volviendo atractivo el tema", dijo el titular del podcast "Dimes y billetes".

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera (ENIF) 2018, sólo el 34.9% de la población adulta en México acostumbra llevar un registro de sus gastos o un presupuesto.

La ENIF también detalla que solamente 4.6% de la población adulta ahorra exclusivamente de manera formal, mientras que 63.2% expone todo o parte de sus ahorros de manera informal.

Cultura financiera, la clave

Dieck está convencido de que la educación y la inclusión financiera pueden ayudar a vencer el tabú sobre el dinero, el ahorro y las inversiones.

"Entre más hablemos de finanzas personales, entre más lo aterricemos, la gente lo pueda entender y se dé cuenta de que no es algo complicado (...) y qué puede tomar el control; creo que va a ser la forma en que le podremos quitar este famoso tabú".

El ingeniero en Negocios y Tecnologías de la Información se ha dedicado desde 2017 a trabajar en lo que él llama "un movimiento de educación financiera" con el objetivo de divulgar los conceptos de forma atractiva, digerible y práctica, que permitan a la gente saber cómo utilizar mejor sus recursos y cumplir con sus objetivos.

"Yo digo que soy bueno explicando, porque soy ingeniero, porque somos muy lógicos, muy cuadrados, muy estructurados, entonces pues yo tomo un concepto financiero y lo desmenuzo y así es como lo explico".

Podcasts, videos, redes sociales, juegos de mesa y ahora su primer libro titulado El inversionista de enfrente, son algunos de los esfuerzos de Moris Dieck para formar una comunidad de alrededor de un millón de seguidores a quienes les ha compartido su visión sobre este cambio de mentalidad.

Aprender a invertir con Moris Dieck

Cuando Moris Dieck terminó la carrera en el Tec de Monterrey y se sumó al mercado laboral se dio cuenta de que no estaba preparado para administrar el dinero que comenzó a ganar, ni hablar de ahorrar o invertir.

"Resulta que nadie me había preparado, pues, para la vida", recordó el ahora joven de 28, quien explicó que escribió su primer libro pensando en enseñar a invertir de la forma que a él le hubiera gustado que le explicaran, con el objetivo de que los jóvenes que apenas están egresando de las universidades sepan qué hacer y comiencen a pensar en su futuro.

En El inversionista de enfrente, Dieck se dedica a derribar los mitos más comunes entorno a la inversión, como que es sólo algo que hacen los empresarios, que es muy riesgoso, es muy complicado o se necesita de mucho dinero. Dieck amplía el concepto de inversión, para definirlo como una oportunidad, no sólo para hacer que el dinero se multiplique, sino para aprovechar otros recursos que ayuden a generar mayor bienestar.

"Cuando hablamos de inversiones desgraciadamente las enfocamos sólo a estos activos visibles que conocemos como son los negocios, propiedades, instrumentos financieros. Cuando yo hablo de inversiones, estoy hablando de algo mucho más trascendental, me refiero invertir también tu vida (...) yo tengo un concepto que son los siete activos invisibles, que son otros aspectos que nosotros tenemos en nuestra vida, que podemos capitalizar".

Detalló que los siete "activos invisibles" son los dones y habilidades, el conocimiento, las relaciones, la actitud, la salud física y mental; el espíritu y el tiempo.

Moris explicó que uno de sus principales objetivos al escribir este libro es ayudar a que los lectores desarrollen la lógica de inversionista que les permita atreverse a comenzar a invertir, además de explicarles a detalle conceptos financieros básicos así como los diversos instrumentos de inversión que existen.

"Ojo y lo digo claro, no estoy esperando que la gente se haga millonario, obviamente no desde la primera inversión, pero lo que quiero es que vayan entendiendo poco a poco cómo es que funciona el invertir un plazo, cómo es que funciona la dinámica obtener un rendimiento, cómo funciona la dinámica de comparar una inversión con otra".

Inversiones en tiempos de crisis

Inspirado en las preguntas que le han hecho sus seguidores en redes sociales durante la pandemia de Covid-19, Dieck dedica un capítulo especial a analizar las oportunidades y los riesgos financieros que implica una crisis como la que se vive actualmente.

"Hago mucho énfasis en que si ahorita estás financieramente bien, tienes que ser muy precavido, porque los tiempos son inciertos y tienes que tener, tu fondito de ahorro, cuidado con las deudas, tu proyección de liquidez, etc.", explicó.

El futuro del "movimiento de educación financiera"

El plan de Dieck para seguir divulgando la cultura financiera y su visión consiste en llegar al mayor número de personas posible, ya no sólo en México, sino en el resto de América Latina, donde destacó que ha observado un gran interés por aprender sobre estos temas.

Entre sus proyectos a futuro, el especialista ya trabaja en un segundo libro en el que pretende profundizar más sobre cómo aprovechar y fomentar los siete "activos invisibles"; además comentó su interés en crear una serie para Netflix en la que se pueda hablar de finanzas personales.

"Siento yo que es llevar el movimiento a un siguiente nivel, y pues es acaparar a la mayor cantidad de gente", explicó Dieck.