Si hubiera invertido en el 2012, ¿cuánto hubiera ganado? Si usted se hace esta pregunta, es muy probable que haya experimentado la temible y terrible parálisis por análisis.

Es decir, usted reflexionó todo el año sobre si era o no buen momento para invertir, si debía hacerlo en pesos o guardar dólares bajo el colchón, en México o en el extranjero, o si ya de plano mejor dejarlo en el banco. Una serie de preguntas que, lejos de ayudarlo, le hicieron perder un año más.

Sólo para que se dé una idea, postergar la decisión este año le costó un rendimiento nominal (antes de descontarle la inflación) de 18% en caso de que usted hubiera invertido en el Índice de Precios y Cotizaciones de la Bolsa Mexicana de Valores.

Los rendimientos pasados no garantizan rendimientos futuros; sin embargo, Grupo Financiero BX+ afirma que hay expectativas positivas para el mercado mexicano en el 2013.

Para dar el primer paso, no espere convertirse en un gurú de las finanzas, sino conocer de forma general sus alternativas y después pedir orientación con un asesor en operadoras de fondos, distribuidoras de sociedades de inversión o bancos.

Con el apoyo de un especialista, usted deberá identificar la mejor combinación de instrumentos que respondan a sus necesidades según su capital inicial, el objetivo de su inversión y en qué plazo estaría dispuesto a no tocar ese dinero.

Por ejemplo, una inversión de largo plazo (ahorrar para pagar la universidad de un hijo recién nacido, por ejemplo) puede ser más arriesgada con la expectativa de tener un mejor rendimiento, ya que en caso de que hubiera rendimientos negativos, habría más tiempo para que los mercados se recuperen, a diferencia de la inversión de una persona que necesitará disponer de su dinero en un año.

Alejandro Díaz, gerente de portafolios y Asset Allocation de Skandia, afirmó que un elemento clave para elegir un instrumento es que la expectativa de rendimiento sea mayor a la inflación, para que su dinero no pierda poder adquisitivo con el tiempo.

Para evitar que a su dinero se lo coma la inflación, los especialistas recomiendan buscar un instrumento que espere dar un rendimiento igual o superior a 4.18% que ha sido la inflación en el último año (de noviembre del 2011 al mismo mes del 2012), según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

LOS PRINCIPALES INSTRUMENTOS

Pagarés bancarios

Con este instrumento, el usuario presta al banco cierta cantidad de dinero y la institución, a través de un pagaré, se compromete a devolver en una fecha determinada la cantidad prestada más un rendimiento previamente establecido.

Las inversiones en pagarés están protegidas hasta por 400,000 Udis por el Instituto de Protección al Ahorro Bancario en caso de que el banco no pudiera pagar, por lo que son muy seguras.

El rendimiento va de 2.5 a 6.5% anual, según la institución bancaria, dependiendo de dos cosas: el monto invertido, que puede ser desde 1,000, 10,000 o 100,000 pesos, y el plazo que va desde 28 a 360 días.

Éste es un instrumento para clientes que no toleran ver que su dinero esté expuesto a la volatilidad, aunque los rendimientos normalmente están por debajo de la inflación.

CETES

Puede invertir en Cetes sin comisiones a través del programa lanzado por el gobierno federal CetesDirecto. El monto mínimo de inversión es de 100 pesos y aquí el usuario presta cierta cantidad al gobierno y éste se compromete a devolver en una fecha determinada la cantidad prestada más un rendimiento previamente establecido.

Son instrumentos muy seguros, por lo que su rendimiento no supera por mucho a la inflación. Según la página web de CetesDirecto (www.cetesdirecto.com), un Cete a un año paga actualmente 4.6 por ciento.

Tome en cuenta que si usted adquiere un instrumento, lo ideal es mantenerlo hasta su vencimiento. Si usted necesitara su dinero de forma anticipada podría tener pérdidas, ya que se le cobrará una comisión por retiro anticipado.

IPC

Al invertir en el Índice de Precios y Cotizaciones, usted adquiere acciones de las empresas más importantes de la Bolsa Mexicana de Valores y se vuelve socio de cada una de ellas, por lo que si a la compañía le va bien, su inversión tendrá rendimientos positivos, pero si le va mal, su inversión correrá con la misma suerte. Por su naturaleza, invertir en acciones no tienen un rendimiento definido, están expuestas a los movimientos de los mercados, por eso la expectativa de rendimiento es mayor.

Puede invertir en el IPC a través de un fondo de inversión, que es un instrumento a través del cual muchos inversionistas juntan sus recursos para comprar activos que no podrían comprar de manera individual. Se puede acceder desde 500 o 1,000 pesos, según la institución financiera.

Dólares

Según el Banco de México, en el último año el dólar interbancario pasó de 13.018 a 13.9725 pesos por billete verde. Eso representó un rendimiento de 7.33 por ciento. Si se le descuenta la inflación, el rendimiento real fue de 3.15 por ciento.

La primera idea del inversionista cuando el dólar baja es pensar en comprar esta moneda y guardar sus billetes bajo el colchón con la esperanza de venderlos caros en el futuro; sin embargo, en este momento ningún especialista afirma que el dólar esté barato. Para el inversionista principiante, comprar dólares tratando de ganar por el tipo de cambio es arriesgar demasiado, ya que para él es prácticamente imposible saber el momento preciso en el que el dólar se ubica en un precio más caro del que se compró.

[email protected]