Este miércoles, el presidente Andrés Manuel López Obrador acompañado de representantes del sector patronal y obrero, presentaron una iniciativa de reforma al sistema de pensiones cuyo propósito es encaminar a los trabajadores hacia un retiro digno con mejores pensiones, pero, ¿en qué consiste dicha iniciativa?

Durante mucho tiempo se ha hablado sobre la importancia de reformar al Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR), tal es el caso del tiempo en que los trabajadores tienen que cotizar ante el Instituto Mexicano del Seguro Social para tener derecho a obtener una pensión, en este sentido, la reforma contiene cambio en este rubro que plantea reducir las semanas de cotización de 1,250 (25 años) a 750 (15 años), sin embargo, la edad para retiro se mantiene en  los 60 años.

Por otro lado, uno de los cambios sustanciales con mayor peso que incluye la iniciativa tiene que ver con aumentar el monto de la pensión hasta 40%, para ello se mantiene el esquema de repartición tripartita, es decir, tanto el gobierno, los trabajadores y patrones realizarán aportaciones para contribuir a la pensión, el elemento que contiene la reforma radica en que la aportación de los trabajadores no aumentará y se mantiene en 1.125%, mientras que las aportaciones que realiza el gobierno cambiarán a un sistema de cuota social que busca mejorar las pensiones de aquellos trabajadores con salarios más bajos, por lo que dicha aportación se realizará en función que dependerá del ingreso de cada trabajador.

En cambio, el sector patronal será la parte que aporte más, ya que se tiene contemplado aumentar hasta 13.875 desde 5.15% actual, sin embargo dicha aportación será de manera gradual.

“El objetivo último es mejorar las pensiones de los trabajadores al momento de su retiro y el trabajador promedio recibirá alrededor de 40% más de pensión de lo que se está recibiendo ahora”, destacó Arturo Herrera, secretario de Hacienda a travésde un video publicado en su cuenta de Twitter.

Hay que revisar las letras chiquitas

Por otro lado, Rolando Talamantes, experto en pensiones destacó que en primera instancia la iniciativa resulta positiva sin embargo refiere que es necesario conocer las letras chiquitas de la iniciativa ya que lo que se presentó el miércoles apenas fue la primera fotografía de la propuesta.

“La realidad es que se tenía que mover algo en favor del trabajador porque los números no nos engañan, y los datos que se tenían previstos desde hace mucho tiempo la Organización para la Cooperación y  el Desarrollo Económicos, diferentes instancias reguladoras internacionales, arrojaban que las pensiones en México no pintaban nada bien; de hecho en temas de la tasa de reemplazo que tiene México calculada es de 30 o 31%”, dijo.

Talamantes detalló que es importante recalcar que esta reforma está enfocada al mayor grueso de la población, es decir a los trabajadores que comenzaron a cotizar bajo el régimen de la Ley del 97.

“Algo que debe quedar muy claro es que aunque el proyecto se llama reforma a las pensiones, realmente es a la pensión de la Ley del 97, porque no se tocan otras pensiones: no se toca el régimen anterior, a los del ISSSTE, o de las paraestatales, esto es específicamente para la Ley 97”, abundó.

Por otro lado, el experto en pensiones también mencionó que la modificación es positiva en los cambios que pretenden reducir a 750 las semanas de cotización, ya que agrega, en el mejor de los casos, los trabajadores que cotizan en el régimen actual están destinados a recibir una pensión muy reducida e incluso, advirtió que más de 50% de la población en México está en riesgo de no tener derecho a una pensión porque no alcanzan el número de semanas de cotización.

Un punto que el experto considera importante es que, de aprobarse la reforma aún existen retos para aquellos trabajadores que comenzaron a cotizar desde hace 23 años, mientras que las nuevas generaciones tienen mayor ventaja con la iniciativa.

“Para las personas que se están afiliando al seguro social en este momento, las cosas van a pintar positivamente, para los que tenemos tiempo cotizando, realmente todavía no hay un cambio significativo”, aseveró.

[email protected]