Ante la gradual aprobación de Instituciones de Tecnología Financiera, fintech, por parte de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), proceso que se intensificará en los próximos meses, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) emitió una serie de recomendaciones para quienes recurran a este tipo de plataformas.

La dependencia explicó que las fintech son un nuevo tipo de institución financiera, cuyo principal objetivo es ofrecer productos y servicios a través del uso de la tecnología, con el fin de agilizar y simplificar sus procesos.

“Estas instituciones buscan ofrecer sus servicios mediante plataformas digitales, tales como páginas web, aplicaciones móviles y redes sociales, lo que significa que puedes tener acceso de manera eficiente, ágil y cómoda”, puntualizó.

Tener cuidado

No obstante, destacó que ello implica también que debe tenerse más cuidado con quién se contrata y lo que debe analizarse antes de ir con la primera alternativa.

La Condusef puntualizó que en México las fintech supervisadas y autorizadas son de dos tipos:

Las de financiamiento colectivo o crowdfunding, a través de las cuales se pone en contacto a solicitantes de crédito con inversionistas; y las de fondo de pago electrónico (wallets o monederos electrónicos), que pueden utilizarse para realizar compras, pagos, envíos de dinero de manera digital a diversos destinatarios y realizar domiciliaciones de servicios.

Sin embargo, aclaró que en el caso de estas últimas, no se trata exclusivamente de dinero electrónico, ya que pueden operar con moneda nacional, extranjera e incluso activos virtuales.

No se encuentran garantizadas por el gobierno

La Condusef puntualizó que las operaciones realizadas con fintech, no se encuentran garantizadas por el Gobierno Federal o por el Banco de México (Banxico), lo mismo que las operaciones con monedas virtuales, las cuales serán bajo el propio riesgo del usuario.

En este sentido, la comisión señaló que a partir de que se publique en el Diario Oficial de la Federación la autorización que emite la CNBV para que las fintech puedan operar, y se encuentren inscritas en el Registro de Prestadores de Servicios Financieros (SIPRES), podrá asesorar, proteger y defender los derechos de los usuarios de estas instituciones.

Revisar que tenga registro e informarse

Ante ello, la Condusef emitió las siguientes recomendaciones si es que se piensa utilizar los servicios de las fintech.

Una, es revisar que la fintech esté registrada ante el Sistema de Prestadores de Servicios Financieros (SIPRES) en el siguiente enlace: https://webapps.condusef.gob.mx/SIPRES/jsp/pub/index.jsp.

También, leer los términos y condiciones de la plataforma que utiliza la institución y asegurarse de comprenderlos antes de firmar.

“Los términos y condiciones de uso de la plataforma, así como los contratos deben estar disponibles en la misma para su consulta”.

De igual forma, poner atención a las comisiones y gastos en que pueda incurrir el producto o servicio que se va a contratar; informarse sobre cómo se protegerá la información personal, dado que aquí los procesos de contratación son en línea; y tomar en cuenta que, al invertir en alguna fintech, los recursos no estarán garantizados por el Gobierno Federal como si pasa, por ejemplo, con los bancos.

En este sentido la Condusef puntualizó que las fintech deberán señalar expresamente que ni el Gobierno Federal y ninguna otra entidad pública asumirá responsabilidad o garantizará los recursos de los clientes que sean utilizados en las operaciones o servicios que se realicen con ellas.

Y respecto a las operaciones con criptomonedas, destacó que los usuarios deben saber que el activo virtual no es moneda de curso legal y no está respaldado por el Gobierno Federal ni por el Banxico; por lo que la imposibilidad de revertir las operaciones una vez ejecutadas; la volatilidad del valor del activo virtual, y los riesgos tecnológicos, cibernéticos y de fraude, son inherentes a estos.