BBVA Bancomer busca impulsar la educación financiera, sobre todo en materia de inversiones y de tarjetas de crédito, a través de un videojuego.

Para ello, el pasado fin de semana realizó el evento denominado GameJam, en el que 200 jóvenes de entre 18 y 25 años trabajaron en el desarrollo de dicho videojuego, que se sumará a toda la estrategia digital del banco, pero ahora desde el lado de la educación financiera.

El trabajo ganador, y que fue premiado con 100,000 pesos, fue el denominado Proyecto Café, que simula que el jugador es dueño de una cafetería y, con base en ello, cómo puede usar el crédito de acuerdo con sus diferentes necesidades. El producto fue diseñado para jugarse en teléfonos celulares.

“Creo que se ha avanzado en materia de educación financiera, pero falta mucho por hacer, por eso estamos metidos en este tema”, señala Mauricio Pallares, director de marketing corporativo de BBVA Bancomer.

En entrevista, precisa que el banco busca cumplir con su vocación de asesorar a la gente, no sólo acercándole servicios e infraestructura.

“Organizamos esto que es un poco parecido al Hackathon (evento entre fintech para buscar soluciones digitales) y este tema es superimportante, porque lo que estamos buscando es una manera lúdica de educar a la gente desde el punto de vista financiero en dos productos en particular: inversiones y tarjetas de crédito”, dice.

El directivo expone que lo que se buscó con el GameJam es llegar a jóvenes que ayudaran a diseñar un juego que le muestre a la gente, de una manera responsable y con conocimiento, cómo se deben manejar ciertos productos financieros.

Abunda en que el objetivo es que sea un tema entretenido, que enganche a la gente para que le hagan caso, dado que el tema de la educación financiera no es sencillo, pero también que no sea violento o con situaciones extremas. “Lo que buscábamos es que fuera simple, pero que enganche a la gente para que vaya avanzando y conociendo cada vez más de estos productos”.

Refiere que el videojuego estará abierto no sólo para los clientes del banco sino también para el público en general.

“Este tema de educación financiera está abierto para cualquier persona. Si revisas nuestra página de educación financiera, hay aulas interactivas y móviles, no es necesario ser cliente del banco para participar. En este sentido, es lo mismo para el videojuego, nos interesa mucho cumplir con esta vocación de asesoría y lo queremos hacer para toda la gente. Si alguien, a raíz de esto, se quiere hacer cliente del banco, pues qué mejor”, enfatiza.

Para Pallares, en los últimos años se ha avanzado en la materia y prueba de ello es que desde Bancomer se logró un acuerdo con la secretaría del ramo, para que, desde primaria, se empiece a hablar de temas como, por ejemplo, ahorro. “Pero sin duda el tema de la educación financiera no es sólo un tema de primaria, es un tema de todas las edades”.