Una década ha pasado desde la última crisis financiera a nivel global, originada por la burbuja inmobiliaria en Estados Unidos. No solamente los gobiernos y las grandes empresas sufrieron pérdidas, miles de personas perdieron su empleo y su patrimonio.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), durante la primera mitad del 2019 la economía de nuestro país estuvo en recesión técnica, es decir, se paralizó y tuvo nulo crecimiento de acuerdo con algunos indicadores.

Según los pronósticos económicos hechos para el último trimestre del 2019 y el primero del 2020, la desaceleración global continuará, debido a que la economía global está estancada con tendencia a la baja, no se vislumbra que haya una pronta recuperación y la disminución de las tasas de interés es señal de que las finanzas están detenidas, explicaron académicos del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM.

En un contexto como éste, las finanzas personales pueden ser frágiles ante los efectos de una crisis económica nacional o global. Por ello, ante un panorama tan complejo es importante tomar algunas medidas para proteger nuestro patrimonio.

¿Cómo afecta mi bolsillo?

Araceli Espinosa Elguea, investigadora del departamento de Contabilidad en la división de Negocios, Administración y Contabilidad en el ITAM, explica que la recesión, en palabras sencillas, como una disminución o pérdida generalizada de la actividad económica de un país o región, en la que disminuye la producción o el Producto Interno Bruto.

Explicó que, al haber una menor actividad económica existe un menor consumo de las personas, y por ende una menor inversión por parte de las empresas, lo que se traduce en aumento en el desempleo.

Destacó que durante una recesión lo recomendable es no endeudarse y tratar, en la medida de lo posible, de ahorrar.

“Las recesiones pueden ayudar y premiar a quienes siempre son disciplinados financieramente. En contraparte, perjudicarán a quien nunca tuvo cuidado y siempre se endeudó de forma descontrolada”, advirtió.

A decir de la especialista, otro de los errores que cometen los consumidores durante una crisis es hacer compras de pánico, lo cual no es recomendable, a menos que sean productos duraderos y que se aprovechen durante largos periodos.

“En las épocas de recesión hay que ser muy estrictos solamente en gastos básicos y reducir los innecesarios. Ser muy estrictos en el gasto de las familias, desde comprar los servicios más baratos y comparar sus precios. No es una solución que se vuelvan ricos porque hicieron una compra de pánico, deben planear los artículos que realmente van a necesitar y razonar el gasto que van a hacer”, detalló.

Para aquellos que tienen ahorros, dijo que deben cuidarlos, y si planean invertir lo mejor será hacerlo en bienes raíces, de ser posible.

Armando Negrete, investigador del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM, afirmó que otros de los efectos de una recesión para los mexicanos se verían reflejados en una menor capacidad de consumo y el incremento de los precios de todos los productos.

“Nuestra capacidad de consumo disminuirá, lo mismo que el ritmo de producción y el empleo no aumentará”.

Diversifique sus fuentes de ingresos

Crear un fondo de emergencias, obtener ingresos extras y limitar el uso del crédito son otras recomendaciones que también pueden seguir los usuarios en caso de una crisis o recesión, señaló la aplicación de finanzas personales Finerio.

En un artículo publicado en su página de Internet, la app aconsejó que en una recesión económica lo mejor es contar con un fondo de emergencias para hacer frente a los gastos en caso de cualquier emergencia. En caso de no tener uno, se puede empezar a ahorrar 10% de los ingresos.

Recomendó que, debido a que las tasas de interés de un crédito son más altas, lo mejor es pagar a tiempo si tiene algún préstamo con cualquier entidad financiera, de lo contrario, podría pagar de más.

La herramienta digital recomendó, en la medida de lo posible, tener diferentes vías de ingresos. De este modo, si se queda sin empleo, seguirá teniendo ingresos hasta que encuentre uno nuevo.

[email protected]

¿Qué hacer ante una recesión económica?
¿Qué hacer ante una recesión económica?