Derivado de una fuerte devaluación que sufrió nuestra moneda frente al dólar, acompañada de tasas elevadas en inflación, a muchas personas que habían adquirido un crédito hipotecario en 1995 se les hizo muy difícil seguir pagándolo, debido a que las tasas de interés que se manejaban eran variables, recordaron expertos de Coldwell Banker y Credimejora, plataforma que ayuda a las personas a comparar y contratar una hipoteca en línea.

Ante este panorama, el Banco de México creó la Unidad de Inversión (Udis), con la cual se buscaba controlar los incrementos en la inflación y en las tasas de interés, para que de esta manera aquellas personas que habían contratado un crédito hipotecario pudieran migrar a este nuevo esquema y seguir pagando su vivienda.

Sergio San Sebastián, CEO de Credimejora, refirió que actualmente el valor de la Udis es determinada diariamente por el Banxico y funciona casi como si fuera un tipo de cambio, es una unidad que tiene un valor y éste puede ser convertido a pesos.

Asimismo, explicó que en ese momento convenía más una unidad de inversión que pudiera ser controlada y no se disparara tanto. Además, confirmó que en el mercado aún se encuentran créditos de esta naturaleza.

“La realidad es que son unidades que siguen fuertemente agarradas de la inflación, lo que las hace bastante riesgosas en un escenario donde se espera que la inflación pueda subir; tener una hipoteca así puede ser bastante peligroso”, confirmó San Sebastián.

Por otro lado, Eduardo de la Canal, consultor de Negocios y Capacitación de Coldwell Banker Affiliates de México, explicó que aquellas personas que poseen un crédito de estas características van a terminar de pagarlo a muy largo plazo y van a acabar pagando una cantidad mucho mayor en comparación con aquellas que contrataron un producto en pesos y a tasa fija.

“Las Udis no son una medida fija, es una referencia nada más y van en línea con la inflación, entonces una de éstas puede tener un valor en pesos, pero éste puede cambiar continuamente; de hecho las Udis cambian prácticamente todos los días, algunas veces pueden ir para arriba y otras se mantienen o bajan, pero siempre tienen una variación. Las personas que tuvieron esos créditos hipotecarios impagables, al cambiarlos en Udis, al principio les ayudó porque iban a desembolsar menos, pero a la larga es un crédito que se vuelve muy oneroso porque finalmente la tasa de la Udis va a seguir moviéndose”, confirmó el especialista.

Los expertos indicaron que la mayoría de los créditos que fueron otorgados bajo esta figura se dieron a 25 o incluso 30 años, lo que se traduce en que los primeros 15 años el pago era sólo a intereses y prácticamente muy poco fue a capital.

“No recomiendo un crédito así, al contrario, todavía existen muchos créditos hipotecarios que se encuentran bajo este esquema, préstamos que fueron contratados hace más de 15 años y la gente todavía sigue pagándolos. Yo aconsejo a estas personas cambiarlo a pesos, ya que al hacerlo van a constatar cuánto van a pagar y si lo puede contratar a una tasa fija, tanto mejor, porque aquí no aplica el que mañana o en cinco años me van a subir la mensualidad (...) seguir bajo este esquema sería como que muy atrevido”, indicó Eduardo de la Canal.

El CEO de Credimejora indicó que realizar este cambio en México es sumamente sencillo, ya que existe la figura de sustitución de hipotecas, donde la entidad bancaria les presta a las personas para liquidar la deuda en Udis y sacar un nuevo crédito ya en pesos.

“Para ponerte un ejemplo, tuvimos un caso de una persona que tenía su hipoteca en Veces Salarios Mínimos y al sustituirla, con ayuda de un banco se ahorró 44% de su pago mensual y además redujo su plazo por mudarse a pesos”, compartió.

Procure asesorarse durante el trámite

Por otro lado, los expertos coincidieron en que este trámite requiere de asesoría especializada, y un lugar donde pueden encontrarlos es directamente con su banco o con algún bróker hipotecario.

Una de las grandes ventajas de acudir con un bróker es ahorrar tiempo, ya que éstos realizan los trámites necesarios ante las entidades financieras, le informarán cómo va el proceso e incluso le harán citas a la hora que desee y en el lugar más cercano a usted.

“Estamos enfocados a ese sector que realiza sus trámites y actividades por medio de la tecnología y quieren encontrar plataformas digitales que sean seguras y que ahorren tiempo”, comento el ceo de Credimejora.

Por otro lado, el especialista de Coldwell Banker explicó: “Los bancos actualmente están dando ciertas facilidades para que aquellas personas que cuentan con un crédito de estas características puedan migrar al esquema en pesos y a tasas fijas.

“Yo tengo entendido que Scotiabank está realizando una promoción, está dando 0 pesos por apertura e investigación crediticia y cosas así”, refirió.

Por último, si usted decide cambiar su hipoteca en Udis a pesos, es importante que sepa que tendrá que volver a escriturar su propiedad.