Comprar en línea actualmente es una actividad que se vuelve una forma de nuestro estilo de vida. Adquirir entradas al cine, comprar ropa, boletos de conciertos o de teatro o adquirir diferentes productos para nuestro hogar son hechos que cada vez son más adoptados por los mexicanos, ello impulsado por diferentes factores como las promociones, la practicidad y el ahorro de tiempo.

Las cifras no mienten, ya que, de acuerdo con el “Estudio sobre venta online México 2019” realizado por Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO), el comprador en línea está aumentando su frecuencia de compra, adoptando a su rutina la adquisición de productos y servicios por internet; esto se refleja en el estudio de la AMVO que señala que en el 2018 la frecuencia de compra por internet semanalmente fue de 38%, comparado con 7% que se registró en el 2017.

Sin embargo, un punto fundamental a la hora de realizar sus compras en línea o por medio de aplicaciones es su seguridad, ya que puede exponerse a riesgos que comprometen sus datos financieros y personales, incluso el mismo estudio de la AMVO destacó que 77% de los encuestados no compra en línea por temor a un fraude electrónico, mientras que 73% dijo no tener confianza en dar sus datos bancarios por Internet.

A esto hay que sumar un elemento importante: sus derechos como consumidor, ya que éstos le permitirán gozar de un consumo inteligente, seguro y razonado y qué mejor que contar con las herramientas necesarias para identificar qué tiendas en línea o aplicaciones cumplen con los requisitos básicos que la ley establece para que su compra sea exitosa e, incluso, evitar sorpresas en su bolsillo.

Por ello, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) cuenta con una plataforma sencilla pero práctica a la hora de supervisar qué tiendas cumplen con elementos como aviso de privacidad, particularidades del producto o servicio, formas de pago e incluso términos y condiciones de envío.

A través del Monitoreo de Tiendas Virtuales podrá revisar si los sitios de los proveedores que realizan transacciones del comercio digital cumplen con las disposiciones contenidas en la Ley Federal de Protección al Consumidor.

La herramienta de la Profeco se conforma por un catálogo de 965 registros de tiendas virtuales que ofrecen diferentes servicios y productos, donde destaca que la información “brinda certeza y seguridad al conocer, antes de realizar una transacción electrónica, si el proveedor cumple o no con los elementos necesarios para proteger sus derechos, lo que ayuda a fortalecer el consumo inteligente”, indicó el organismo.

Búsqueda, sin complicaciones

El uso de la plataforma es muy sencillo: únicamente deberá ingresar al portal de la Profeco en el apartado Liga de Interés, ahí ubicará la opción de Monitoreo de Tiendas Virtuales. Al seleccionar el apartado, se abrirá un catálogo donde podrá realizar búsqueda tienda por tienda o, si lo desea, personalizada.

A la par de mostrar el nombre y sitio web de la tienda, también hay aspectos como elementos de seguridad respecto al pago, teléfonos para dudas y aclaraciones, monto o precio del producto o servicio, entre otros, todo a través de una señalización con base en palomas y taches, que determina si la tienda virtual cuenta con tales características.

El sitio de la Profeco tiene la ventaja de contar con datos adicionales, ya que también muestra la última fecha de revisión por parte del organismo, así como el giro del comercio y dirección para reclamaciones.

No olvide los básicos

Monitoreo de Tiendas Virtuales será un complemento de las medidas que debe tomar a la hora de realizar una compra en línea, porque, según la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), es indispensable que antes, durante y después de comprar por Internet considere aspectos como verificar los cargos adicionales (envío de productos, condiciones, impuestos y formas de pago), y revisar que el sitio en el que se realiza la compra es seguro, esto lo corrobora cuando las páginas inician con https:// y un ícono de candado cerrado.

Otra medida básica que la Condusef recomienda es acudir a su banco y conocer los mecanismos de seguridad de sus tarjetas de crédito y débito; éstos pueden ser un mensaje a su celular, un token con un número único o una serie de preguntas que garanticen que la compra es realizada por el titular de la cuenta, incluso tiene la oportunidad de generar tarjetas únicas que están diseñadas para este tipo de compras, las cuales se caracterizan por generar números de tarjeta aleatorios que vencen después de su compra.