Guadalajara, Jal. Obligada por el distanciamiento social a causa de la pandemia de Covid-19, la versión híbrida de Intermoda (presencial/virtual) arrojó cifras positivas y la posicionaron como una exposición modelo a escala global, dijo a El Economista, el presidente del Comité Organizador, Mario Flores Aguilar.    

No obstante, las ediciones anteriores recibían entre 25,000 y 28,000 asistentes, pero en esta ocasión la cifra de visitantes ascendió a 9,000, por otra parte, su presidente dijo que éstos obtuvieron mejores resultados de sus negociaciones.

“Les fue muy bien, porque pudieron tener muy buenas ventas”, subrayó Flores Aguilar, al destacar que con la edición 73 que se realizó del 1 al 4 de septiembre, la exposición de la industria textil-vestido más importante de Latinoamérica es la única que no canceló su realización y la primera en realizarse de manera presencial tras el confinamiento.

El presidente del comité organizador indicó que uno de los éxitos del nuevo concepto fue implementado por la pandemia, pero que permanecerá para futuras ediciones, es el de las citas de negocios híbridas para los compradores.

Aquellos que no tuvieron la posibilidad de asistir a la feria porque no se quisieron arriesgar a tomar un avión, Intermoda los conectó de manera virtual con los expositores en sitio.

En la edición 73 se conectaron 100 compradores virtuales de diferentes estados y se realizaron 2,000 minutos de negociaciones entre expositores y compradores virtuales.

Otro de los proyectos que evolucionó fue el de las pasarelas en vivo que se transmitieron vía remota. En total, 322,000 usuarios conectados siguieron los desfiles de moda de forma virtual y en total, el alcance de la exposición a través de plataformas digitales (pasarelas, conferencias, citas de negocios híbridas, etcétera, tuvo un alcance de 24 millones de usuarios).

“A partir de que nosotros llevamos a cabo el evento en Expo Guadalajara, ya hay otros comités organizadores que también están confirmando que llevarán a cabo sus eventos”, comentó Mario Flores.

Destacó que la realización de la exposición “vino a traer oxígeno a las empresas” que permanecieron cerradas durante la suspensión de actividades económicas no esenciales debido a la pandemia por Covid-19.

“Nuestros eventos reactivan al sector cada seis meses, pero este en particular vino a traer oxígeno a las empresas de nuestro sector que estuvieron cerradas cuatro o cinco meses, mismas que se quedaron con inventarios inclusive en sus áreas de producción, al igual que en las materias primas de sus almacenes”, puntualizó.  

estados@eleconomista.mx

kg