Querétaro, Qro. Los municipios de Tequisquiapan y San Juan del Río se mantienen en alerta ante la creciente en la presa Centenario y el río San Juan.

La administración municipal de Tequisquiapan informó que a las 20:50 horas de este lunes, se tuvo un incremento en el nivel del agua sobre la cortina de la presa, el cual llegó a 153.14 metros cúbicos por segundo.

Por tanto, la Guardia Nacional y el Ejército iniciaron la colocación de diques en áreas estratégicas de las partes más afectadas.

Al corte de este lunes, en Tequisquiapan se habían entregado 1,100 costales de arena, con lo que suman 2,500 hasta el momento, mismos que fueron colocados con el objetivo de prevenir. También se reiteró que las actividades escolares presenciales en todos los grados de nivel básico quedan suspendidas en las zonas afectadas, hasta nuevo aviso.

La tarde de este lunes, la administración municipal de Tequisquiapan anunció que deberán evacuarse diversas localidades del municipio.

Debido a que se siguen recibiendo grandes descargas de agua de la presa Centenario, se solicita a la población estar preparada con medida de emergencia, toda vez que el municipio de Tequisquiapan se encuentra en semáforo rojo, del semáforo de riesgo de emergencias pluviales para las zonas aledañas al río.

El semáforo rojo indica un nivel de riesgo de emergencia o evacuación; e indica a la población prepararse para ser evacuado, llevando consigo una mochila de emergencia; seguir indicaciones de las corporaciones de seguridad; acudir con un familiar fuera de la zona de riesgo o trasladarse a los albergues.

Hasta el domingo, 19 de septiembre, la Coordinación Estatal de Protección Civil informó que en el municipio de Tequisquiapan se desalojó a 113 personas, la mayoría turistas, que se encontraban en hoteles, así como habitantes de áreas de riesgo.

En relación con San Juan del Río, hasta las 21:33 horas del 20 de septiembre, el Comité técnico municipal para la prevención y atención de emergencias pluviales informó que el semáforo se encuentra en amarillo, que indica un riesgo moderado, por lo que se prohíbe el paso a vialidades que cruzan por el río San Juan; y se pide a la población mantenerse pendientes de avisos emitidos por las autoridades.

Monitoreo constante

En este contexto, la presa Zimapán habría aumentado su desfogue a 460 metros cúbicos por segundo, desde las 15:00 horas de este lunes, por lo que habrá un monitoreo constante, comunicó el gobernador, Francisco Domínguez Servién.

Al emitir un mensaje de apoyo a la población afectada en los municipios de Tequisquiapan, San Juan del Río y Huimilpan -quienes enfrentan las afectaciones generadas por la corriente de la presa Centenario y los ríos San Juan y Huimilpan-, ratificó el compromiso de la administración para apoyarlos ante la contingencia

Reiteró que la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) activó el Plan DN-III-E, en cuya aplicación se trabaja de manera coordinada.

Por tanto, llamó a la población del estado a mantenerse atenta de los canales oficiales de comunicación, a seguir las recomendaciones de las autoridades, elevar su estado de alerta ante el riesgo latente y mostrar un brazo solidario a los afectados.

También anunció que se levantará un padrón de las afectaciones en los municipios impactados; asimismo, instruyó a que se brinde el apoyo humano y material requerido. Francisco Domínguez aseguró que no se escatimarán los recursos ni esfuerzos para respaldar a los damnificados por las lluvias.

En su mensaje, informó que se comunicó con el gobernador electo. Mauricio Kuri González, quien expresó su voluntad de garantizar la continuidad en cuanto a las tareas y apoyos requeridos.