Monterrey, NL. En la industria de bienes raíces de oficinas en Nuevo León, se calcula que de un inventario de 1 millón 770,000 metros cuadrados de espacios corporativos, alrededor de 417,000 metros cuadrados están desocupados, debido a la sobreoferta, provocada por la crisis sanitaria, lo que ha impactado a los precios y la absorción del mercado, indicó Sergio Resendez, director general de Colliers International en Monterrey.

“El problema que tenemos en los espacios de oficinas no es por los usuarios o por la demanda, esa va a continuar, los clientes van a seguir llegando y se van a ir posicionando. El problema es de sobreoferta y eso es lo que está pegando en el tema de precios y absorciones”, explicó el directivo durante un panel del XXV Regio Foro Inmobiliario Virtual, organizado por la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (Ampi) Monterrey.

Consideró que afortunadamente el crecimiento del mercado industrial va a impulsar el tema de oficinas porque se requieren todas las áreas de soporte, “en real estate hay baches por los ciclos económicos, ahora nos tocó a todos porque fue un tema global (la pandemia), el sector se va a recuperar”.

Por su parte, Armando Valenzuela Gaxiola, CEO de Grupo Iza Espacios, comentó que el sector de centros de negocios va a tener una recuperación más rápida, porque ahora los clientes no tendrán que comprometerse a firmar contratos por varios años, “somos la solución para el trabajo híbrido”.

Explicó que el mercado se puede segmentar en business center y cowork, Iza Business Center son clientes de los dueños de espacios de oficinas y rentan al mayoreo.

El inventario creció 20% en el promedio nacional, enfatizó Valenzuela Gaxiola, actualmente es del 23%, “esto tiene un impacto brutal en los inversionistas porque se ha dado esta disminución en la demanda, y los contratos se negocian a un año o año y medio, debido a la tendencia de trabajo híbrido y otros están postergando su decisión de inversión”.

Esto ha provocado que los precios caigan: en la Ciudad de México, los precios han bajado 13%, en Guadalajara 5.5% y en Monterrey 2.3% en el año, además, hay inventario en construcción, si se agrega este inventario se tendrá un porcentaje mucho más alto.

Flexibilidad

Daniela Eunice Martínez Vázquez, gerente Regional de IOS Offices, comentó que el cierre de actividades no esenciales, los impulsó a adaptarse a las nuevas tecnologías y nuevas formas de colaboración, porque a partir de la nueva normalidad cualquier persona puede trabajar de manera asincrónica y remota, incluso muchos optaron por rentar propiedades vacacionales, y desde ahí enviaban su trabajo.

Liliana Méndez Sansores, directora de área en WeWork, Ciudad de México, expuso que la pandemia afectó a todos: empresas, clientes y empleados, por ello es importante que los espacios de oficinas, adapten su modelo a las nuevas tendencias tecnológicas, que se aceleraron con la pandemia, con el trabajo híbrido, y mayor flexibilidad de los espacios.

“Hemos visto oportunidades de replantear el modelo, con espacios flexibles, (las empresas) han comenzado a interesarse, porque la gente quiere volver (al trabajo), estamos viendo muchas oportunidades”, aseguró.

kg