Puebla, Pue. La española Iberdrola y Alquimira, propiedad del poblano Gilberto Marín Quintero, concluirán en este año la construcción de la central fotovoltaica en el municipio de Cuyuaco, que tiene un costo de 235 millones de dólares, confirmó el gobernador Miguel Barbosa Huerta.

A diferencia de lo que pasó con la inversión de 1,200 millones de dólares de la firma de energías renovables en Tuxpan, Veracruz, donde decidió no llevarla a cabo, el mandatario estatal sostuvo que continua firme el proyecto fotovoltaico en territorio poblano que lleva un avance del 80 por ciento.

Indicó que el director de la Agencia de Energía de Puebla, Rodrigo Osorio Díaz, platicó con los empresarios de la central fotovoltaica y será terminada a finales del presente año.

En octubre del año pasado, los directivos de ambas empresas se reunieron con Barbosa Huerta para darle a conocer el proyecto que desde el 2016, Iberdrola buscaba aterrizar en la entidad poblana, lo cual consiguió en un segundo intento en marzo del siguiente año cuando obtuvo la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) por parte de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

El complejo pretende generar 300 megawatts, la cual durante la parte de construcción detona 1,500 empleos directos. La energía que se genere sería equivalente a la atención de 162,800 hogares.

El proyecto ocupa 755 hectáreas de terrenos agrícolas en los municipios de Cuyoaco y Ocotepec para instalar las celdas solares.

Se trata del tercer proyecto que Iberdrola realiza con Marín Quintero, ya que los dos primeros fueron parques eólicos, uno llamado PIER II de 65 megawatts que opera en el municipio de Esperanza, inaugurado en noviembre de 2015, con una inversión de 130 millones de dólares, donde la española tiene el 51% de las acciones.

Mientras que el otro se encuentra en Cañada Morelos, denominado PIER IV que costó 300 millones de dólares y que produce 220 megawatts.

Darán apoyos económicos

Por otro lado, Barbosa Huerta anunció que se pondrá en marcha un programa de estímulos para la economía formal e informal derivado de la pandemia por el Covid-19, esto en colaboración con la Secretaría de Economía (SE) federal en un esquema de peso a peso.

Sin embargo, no precisó el monto que se destinará para estos apoyos, ni cuántos beneficiarios serán, pero sostuvo que “será lo más pronto posible”. 

La Secretaría de Planeación y Finanzas estatal pondrá a la disposición los recursos y será mediante reglas de operación de la Federación como se puedan dar los apoyos, a la par de pedir el Ejecutivo del estado que los trámites sean sencillos para los interesados, siempre y cuando, acrediten que lo necesitan.