Representantes de los gobiernos de la Ciudad de México y de Guadalajara, Jalisco, señalaron que los nuevos modelos de planeación urbana deben apostar por la reconfiguración de infraestructura ya existente y no por la expansión de las urbes, en concreto se debe evitar ocupar más terrenos.

Eduardo Juárez Aguirre, titular de la Coordinación General de Desarrollo Urbano de Seduvi Ciudad de México, explicó que se deben implementar modelos de regeneración urbana para lograr que la calidad de las urbes mejore.

En el marco del Foro para la Transformación Urbana, dijo que la razón de efectuar esta apuesta se debe a que en los últimos años se dio un crecimiento desmedido en las urbes y para evitar que se repita se debe reconvertir la infraestructura actual, lo que también representaría optimizar costos.

De igual forma, Juárez Aguirre expuso que una urbe con sostenibilidad y sustentabilidad debe fungir como concepto aspiracional para la implementación de políticas públicas.

“Claudia Sheinbaum Pardo, jefa de Gobierno de la Ciudad de México, hizo público el Programa Especial de Regeneración Urbana y Vivienda incluyente, donde se busca darle valor a una zona que ha venido cayendo en desgaste o que perdió sus actividades económicas”, dijo Juárez durante el panel de discusión, "Ciudades compactas, conectadas, sostenibles y equitativas".

Por su parte, Mario Silva, director general de Instituto Metropolitano de Planeación del Área Metropolitana de Guadalajara (Imeplan), aseguró que ya no se debe dar una política expansionista de las urbes, debido a que se explota el suelo y también se merma la calidad de vida, además de que se dificulta la aplicación de servicios públicos.

Detalló que por haber implementado esta acción las ciudades mexicanas han "venido arrastrando  lastres", y que la manera de revertirlo es apostando por la sustentabilidad.

“La sustentabilidad es más un proceso que un fin en sí mismo, la idea de la inclusión debe fungir como criterio (...) Las personas deben estar al centro de las tomas de decisiones”, dijo Silva.

“Todas las ciudades del país tienen un gran conflicto, se deben enfrentar a servicios públicos insuficientes, crecimiento poblacional, programas que no solucionan el manejo de residuos sólidos (...) Se necesitan mecanismos de evaluación, los gobiernos locales deben tener modelos de desarrollo urbano que les permitan identificar los problemas”, subrayó.

Mario Silva comentó que actualmente Guadalajara busca con su plan de Reordenamiento Territorial Metropolitano la identificación de zonas rezagadas para lograr la conciliación urbana y mejorar el transporte así como generar desarrollo económico.

Electromovilidad

Durante la mesa, el director general de Imeplan refirió que a inicios de este año Guadalajara sufrió por la medida implementada por el gobierno federal contra el robo de combustible, ya que presentó desabasto.

Mario Silva comentó que esto aceleró el proceso para que la urbe cambie su modelo de transporte, que tiene como base la electromovilidad.

“El desabasto de gasolina nos obligó a transitar nuestros esquemas a la electromovilidad (...) También estamos trabajando con Reino Unido para la cuestión tarifaria”, dijo Mario Silva.

kg