Dado que San Luis Potosí y Zacatecas cambiarán de administración estatal, se pone sobre la mesa la necesidad de revisar cuál será el futuro para las alianzas regionales, como el Centro Bajío Occidente y el Pacto Centro Occidente por el Turismo, aseguró Jael Pérez Sánchez, vicepresidente regional de la Federación Nacional de Colegio de Economistas.

En entrevista con El Economista, insistió en que el futuro para Guanajuato, Querétaro, Jalisco y Aguascalientes sigue proyectándose con estabilidad, es decir, habrá una continuidad de las políticas públicas porque en estas recientes elecciones estatales y municipales quedaron los mismos partidos políticos.

Sin embargo, lo que tendrá que revisarse es cómo se desarrollará la participación de San Luis Potosí y Zacatecas, ya que habrá un cambio de batuta en materia de partidos políticos (los gobiernos estatales actuales provienen del PRI y los nuevos gobernantes serían del Verde y Morena, respectivamente).

Se tendrá que revisar si seguirán en coacción con sus vecinos del Bajío y del Occidente para la recuperación económica, luego del impacto del Covid-19.

Pérez Sánchez precisó que si bien todo dependerá de los planes de gobierno que presenten estas dos nuevas administraciones estatales, una señal clara de lectura serán las acciones que implementen los dos nuevos gobernadores en sus primeros seis meses.

Aunque reconoció que se ven más posibilidades a San Luis Potosí para que siga participando en las dos alianzas regionales para atraer capitales y detonar sectores. “No le convendría a San Luis Potosí salirse de las alianzas, finalmente es benéfica para todos los estados que están metidos en ellas. Una de las partes más importantes de la alianza Centro Bajío Occidente es el mantener todas las cadenas de suministro para la industria y hacer a las empresas locales más competitivas”.

Expuso que el nuevo gobierno de Zacatecas se enfrentará a grandes retos: la entidad tiene gran dependencia hacia la migración y las remesas, además de una economía debilitada. Por ello, puntualizó que será fundamental que el virtual gobernador, David Monreal Ávila, aliste un plan de gobierno centrado en el aspecto económico. 

“Zacatecas es un estado que tiene características económicas muy diferentes al resto de los estados de la región, de sus vecinos del Bajío, de Occidente y del Centro. Tiene una economía muy desigual, no está altamente industrializado, no tiene el poder económico de Aguascalientes, Guanajuato, San Luis Potosí”, señaló.

Pese a esta vulnerabilidad, el economista aseguró que uno de los aciertos que se han realizado en los últimos años es la de impulsar al turismo zacatecano

Buen futuro

Independientemente de la permanencia de San Luis Potosí en la alianza, Jael Pérez reiteró que pese a la crisis económica, se le augura un buen futuro a la región que está integrada por Aguascalientes, Guanajuato, Jalisco y Querétaro.

Señaló que dichas entidades han desarrollado de manera individual proyectos que han brindado fortaleza económica, sumándose la estrategia de hacer una alianza regional, la cual ha permitido detonar las actividades industriales y de valor agregado, captar más capitales nacionales y extranjeros y aumentar las exportaciones.

No hay mejor manera de recuperarse de la crisis que atrayendo inversión y precisamente la alianza Centro Bajío Occidente es una herramienta para atraer inversiones, generar empleos y dinamizar la economía”, subrayó. 

Entre las fortalezas de estos estados, destacó al sector automotriz, el cual se concentra en Guanajuato y Aguascalientes, donde se ubican General Motors y Nissan México, “estas dos armadoras producen 36% del total del volumen de autos ligeros en el país”.

La Alianza Centro Bajío Occidente (Guanajuato, Querétaro, San Luis Potosí, Aguascalientes y Jalisco) se integró desde el 2018 y su fin es ser una plataforma que lidere en agroindustria, logística, manufactura, Industria 4.0 y comercio y servicios.

En tanto, el Pacto Centro Occidente por el Turismo (Jalisco, Aguascalientes, Zacatecas, Querétaro, San Luis Potosí y Guanajuato) se anunció el año pasado y busca la recuperación del sector.  

estados@eleconomista.mx