Monterrey, NL. Pérdidas que aún no se cuantifican, demoras en los tiempos de producción por falta de algún producto de importación, aumento de inventarios y cambio de logística fueron algunos impactos para la industria de exportación de Nuevo León en las últimas tres semanas, ocasionados por el retraso en los cruces fronterizos.

Jesús Francisco López Molina, director de Relaciones Institucionales de la Cámara de la Industria de Transformación de Nuevo León, comentó a El Economista que “tuvimos una afectación al sector de exportación, porque la entidad tiene más de 3,000 empresas extranjeras, cuya cadena de valor está muy integrada con la importación de piezas”.

Precisó que el encadenamiento productivo que tiene Nuevo León depende mucho de la importación de materias primas. Por ejemplo, algunas empresas producen casi todos los componentes de una autoparte, pero alguna de las piezas viene del extranjero; dicha pieza puede llegar a la frontera por barco o por ferrocarril, pero si el contenedor en el que se transporta no puede cruzar, las firmas no terminarán el producto final.

Actualmente, ya se está regularizando el cruce de camiones de carga por los puentes internacionales de Nuevo Laredo, sin embargo, se ha sugerido a las empresas que utilicen aduanas alternas como el Puente Colombia y Camargo.

Cabe recordar que el pasado 9 de marzo hubo retrasos entre cuatro y seis horas en los siete carriles express del Puente de Comercio Mundial en Nuevo Laredo, mientras que en Puente Colombia hubo retrasos de hasta cuatro horas.

Disponibilidad

Adriana Vignau Ling, directora de la Asociación de Maquiladoras y Manufactureras de Exportación (Index) Nuevo León, expuso que el principal impacto que presentó el sector fue en la disponibilidad de las importaciones, por el tiempo en que tardaban los camiones de carga en cruzar la frontera norte.

Por ello, las maquiladoras tuvieron que invertir más tiempo para que el personal le diera seguimiento al transporte de mercancías.

“Además, las empresas tuvieron que incrementar sus inventarios, para en caso de que continuaran los retrasos en los cruces de la frontera”, dijo.

La rama más afectada fue la automotriz, por las entregas justo a tiempo, destacó la directiva.

Para enfrentar esta contingencia provocada por el cierre parcial de algunas aduanas por parte del personal de Aduanas y Protección Fronteriza, explicó que Index ha mantenido reuniones diarias con el sector logístico, aduanas y agentes aduanales para definir medidas alternas o preventivas.

Por ejemplo, embarcar con mayor anticipación, emplear aduanas alternas a Nuevo Laredo, notificar a los clientes finales de las potenciales demoras por razones de seguridad nacional de Estados Unidos, así como solicitar a los corporativos que informen sobre las afectaciones a sus cámaras de comercio en el país vecino, para que haya una presión al gobierno de esa nación, indicó la directiva.

[email protected]