Puebla, Pue. Los sectores restaurantero y hotelero reconocieron que están padeciendo alta rotación de personal desde hace un año, principalmente por salarios, por lo que los trabajadores están migrando a destinos playeros para tener mayores remuneraciones.

El presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurante y Alimentos Condimentados (Canirac), Ignacio Alarcón Rodríguez Pacheco, refirió que en promedio la migración de personal se da cada seis meses, cuando un negocio no tiene las ventas esperadas y repercute en las propinas, que se reparten en entre los empleados, pero con mayor porcentaje para los meseros.

Indicó que a sus más de 500 socios les preocupa que ocurra esa situación y se dé en capitanes, jefe de cocina, gerentes y coordinadores de hostess, que son los puestos más altos dentro de un establecimiento, pues a ellos se les pagan cursos individuales hasta de 15,000 pesos en protección civil y primeros auxilios, en certificaciones de calidad y clases de inglés para atender a los extranjeros.

Algunos empresarios mandan a tres o cuatro empleados a capacitaciones por año, por lo que “en algunos casos, llegan a tomar hasta tres cursos como parte de los estímulos que se ofrecen al personal, pero ello no garantiza que se queden mucho tiempo”.

El presidente de Canirac explicó que quienes dejan el empleo buscan migrar a destinos playeros o a municipios del estado como el Pueblo Mágico de Atlixco, que ha tenido un incremento en visitantes, pero en otros casos deciden abrir sus propios restaurantes con lo que hayan aprendido.

Bajo este contexto, Alarcón Rodríguez mencionó que quienes emprenden algún negocio lo hacen en la informalidad, sobre todo en zonas de bajo turismo o en colonias, sin pagar impuestos, permisos o cumplir con las prestaciones de ley.

Los meseros o lavalozas son los primeros en migrar a otro negocio, pues son quienes buscan incrementar sus salarios.

Gustavo Ponce de León Tobón, director ejecutivo de la Asociación Poblana de Hoteles y Moteles, dijo que también tienen ese problema en todas las áreas, pero el promedio de permanencia son tres meses y se van.