Durante los primeros cinco meses del año el gasto federalizado transferencias de recursos a las entidades federativas y municipios fue de 735,012.1 millones de pesos, que significó un incremento anual real de 0.7 por ciento.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), esta variación representó el peor resultado en los últimos cuatro años para un periodo similar.

Esta pérdida de ritmo derivó del crecimiento en participaciones (con una contribución de 46.0% de los recursos totales) de 10.9% así como de la caída en aportaciones (con 37.7%) de 1.2 por ciento.

También mostraron descensos los rubros de recursos para protección social en salud (3.7%), subsidios (17.6%), convenios de descentralización (23.8%) y convenios de reasignación (58.2 por ciento).

Del total del gasto federalizado, las entidades con mayores recursos fueron: Estado de México, por 85,127.2 millones de pesos; Ciudad de México, 73,643.5 millones; Veracruz, 42,969.5 millones, y Jalisco, 41,411.5 millones.

En relación con el comportamiento anual y en términos reales, 13 estados exhibieron reducciones; las más pronunciadas se dieron en Tabasco (7.8%), Colima (8.0%), Durango (10.8%) y Zacatecas (14.7 por ciento).

José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (Idic), detalló que durante los primeros meses del año se observó una menor captación en la parte del Impuesto al Valor Agregado (IVA), al igual que en el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a gasolinas, por lo que han sido menores los recursos que le tocan a los estados.

En ese sentido, Kristobal Meléndez, analista del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), precisó que las participaciones tienen una relación importante con la recaudación federal participable, por lo que el nivel de ingresos a través de impuestos se refleja en las entidades.

Comportamiento recaudatorio

En el acumulado enero-mayo las 32 entidades recibieron en participaciones, principal componente del gasto federalizado que depende de la dinámica económica y recaudatoria, 338,186.0 millones de pesos, que representó un incremento real de 10.9% a tasa anual, el mejor resultado en siete años para un lapso igual.

Los territorios que recibieron los mayores montos fueron: Estado de México, con 44,503.3 millones; Ciudad de México, con 38,615.7 millones; Jalisco, con 23,784.3 millones, y Veracruz, con 18,773.2 millones.

Los incrementos más elevados se observaron en Baja California (33.3%), San Luis Potosí (26.4%) y Baja California Sur (25.5 por ciento).

De los 13 fondos que componen a las participaciones, seis obtuvieron variaciones negativas, destacando Tenencia (84.4%), derecho adicional sobre la extracción de petróleo (14.4%), IEPS a gasolinas (4.6%), extracción de hidrocarburos (0.7%) e Impuesto sobre la Renta (ISR) (0.1 por ciento).

No obstante, el dinamismo de las participaciones se originó principalmente por el aumento anual real de 12.1% del Fondo General, ya que concentra 73.8% del total.

Este fondo se constituye con 20% de la recaudación federal participable que obtenga la Federación y se distribuye de acuerdo con criterios recaudatorios y de contribución económica, ponderados por población.

El analista del CIEP destacó que dichas variaciones tienen que ver con el crecimiento económico que hayan tenido las entidades; en el caso de Baja California Sur, ha tenido buen desempeño en lo últimos años y eso se ve reflejado , además, dijo, estas entidades han estado recaudando más.

En tanto, sólo se registraron disminuciones en las participaciones destinadas a Tabasco (10.6%) y Campeche (18.7 por ciento).

Al respecto, el director del Idic refirió que en ambos estados petroleros el descenso de los ingresos de este sector hizo que la transferencia por dicho ramo fuera baja; asimismo, expuso, dichos territorios tienen poca captación del ISR y el IVA, lo cual los hace dependientes de lo que generan vía ingresos petroleros y, al final, eso incide en que reciban menores recursos.

Las aportaciones -se destina a subsanar los rezagos y necesidades- descendieron en 19 entidades a tasa anual real durante los primeros cinco meses; los decrementos más pronunciados fueron en Ciudad de México (11.7%), Guanajuato (3.5%) e Hidalgo (2.7 por ciento).

De los estados con aumentos, las mayores tasas se mostraron en Quintana Roo (1.9%), Yucatán (1.8%), Oaxaca (1.7%) y Chiapas (1.4 por ciento).

Kristobal Meléndez indicó que en estados como Oaxaca y Chiapas hay altos niveles de pobreza, entonces, normalmente reciben mayor cantidad de recursos para solventar esta problemática , mientras que en Yucatán y Quintana Roo tuvieron un bajo nivel de aportaciones y en el periodo de referencia se ajustó.

[email protected]