La Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) federal recortó 140 millones de pesos al Fondo de Infraestructura Social Municipal (FISM) de Querétaro, informó el secretario de Planeación y Finanzas, Jorge López Portillo Tostado, quien explicó que la reducción se debe a la baja en la población con alta marginalidad.

El año pasado la entidad recibió recursos por 551 millones de pesos, mientras que para este año se percibirán 411 millones para la construcción de infraestructura en los 18 municipios.

Sí significa una reducción importante. Fundamentalmente porque Querétaro está abatiendo los rezagos sociales, los indicadores de marginalidad se movieron , explicó el funcionario.

De acuerdo con el Censo de Población y Vivienda del instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), del total de viviendas (449 923), Querétaro redujo entre el 2005 y el 2010 el porcentaje de inmuebles con piso de tierra (de 8.6 a 3.8%) y el número de viviendas sin drenaje (9.9 a 6.3%); además de que bajó el porcentaje de población sin energía eléctrica (3 a 2 por ciento).

Alta marginalidad

Actualmente, en esta entidad federativa son cuatro los municipios con marginación alta: Ameal­co, Landa de Matamoros, Pinal de Amoles y San Joaquín; de baja marginación están El Marqués, Pedro Escobedo y Tequisquiapan; media marginación: Jalpan de Serra, Peñamiller, Colón, Ezequiel Montes, Cadereyta, Arroyo Seco, Tolimán y Huimilpan, y muy baja marginación: San Juan del Río, Querétaro y Corregidora.

Jorge López Portillo indicó que los municipios que dejarán de recibir más recursos son Querétaro, con 27 millones 546,000 pesos; Colón, 11 millones, y Huimilpan 10 millones 400,000 pesos.

Advirtió que los alcaldes de los municipios que reciban una menor cantidad de recursos tendrán que repartir el presupuesto de manera equitativa para que no les afecte en el plan de obra pública.

arlene.patino@eleconomista.mx