Puebla, Pue. La reapertura de sólo tres calles del Centro Histórico de Puebla no ayuda a los más de 900 negocios que están abiertos en el primer cuadro de la ciudad y que están catalogados como esenciales, ya que están vendiendo poco, sostuvo la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) que demanda la liberación total de la circulación.

Marco Antonio Prósperi Calderón, presidente del organismo en Puebla, aseveró que la decisión del ayuntamiento no será suficiente para mejorar la actividad económica después de casi dos meses de estar cerrado el paso a los vehículos y que demostró la mala decisión porque los contagios de Covid-19 no han bajado en esta ciudad.

Para quitar un poquito de presión abren tres calles. No va a solucionar la situación. Hay aglomeraciones. La gente está molesta, está desesperada, no tiene empleo para llevar alimentos a sus mesas”, comentó.

Reiteró que fue una medida “errónea” que el ayuntamiento decidiera cerrar el paso vehicular en el Centro Histórico, pues facilitó la aglomeración de transeúntes, toda vez que muchos comerciantes de la periferia acuden con sus vehículos para abastecerse.

Los negocios como farmacias, comercializadoras de productos médicos y abarrotes, los cuales son esenciales, continúan vendiendo poco por las calles cerradas, contó.

IP pide apertura 

Criticó que las autoridades municipales estén cerradas a tomar en cuenta a los empresarios sobre las acciones que se deben tomar y que permitan la reactivación económica gradual aplicando las medidas sanitarias.

Reiteró que cuando el semáforo del Covid-19 cambie de rojo a naranja, habrán quebrado cientos de negocios sino existe una reapertura gradual del comercio en general tanto en el Centro Histórico como en otras zonas de la ciudad.

Calificó como grave que 41,000 empleos se hayan perdido de marzo a junio pasado a consecuencia de la pandemia, cifra que admitió seguirá creciendo en lo que resta del presente año sino hay la pronta reactivación.

Prósperi Calderón dijo que no hay voluntad de las autoridades por ver la crisis económica y contribuir en solucionarlo, ya que piensan que estando en cerrados los negocios por más de tres meses se generan ingresos y conservan empleos, lo cual es todo lo contrario.

Admitió que abriendo tampoco las ventas mejorarán rápido, porque al menos pasarán dos meses para que eso ocurra, ya que las familias sólo saldrán a comprar lo necesario.

Indicó que el panorama para lo que resta del presente año seguirá negativo mientras no se retomen las actividades económicas, además qué hay un piso disparejo porque el comercio ambulante sigue trabajando y sin sanción alguna en el municipio.