Puebla, Pue. El crecimiento desmedido de plazas comerciales en esta ciudad, al pasar de 60 a 230 en los últimos seis años un crecimiento de 283% ha propiciado una sobreoferta de espacios, por lo que la mayoría tiene rentados menos de la mitad de sus locales.

Blanca María Peralta, presidenta de la Asociación de Centros Comerciales de Puebla (Acecop), que cuenta con 38 asociados, mencionó que esa proliferación preocupa al sector, ya que las plazas abiertas en los últimos años dejaron de cumplir con su objetivo principal, que era acercar los servicios de bancos y comercios a algunas partes de la ciudad donde no se tenían.

Comentó que predominan los desarrollos comerciales de planta baja y un nivel, con un promedio de 10 locales, denominados strip center, mismos que en promedio sólo tienen rentado 40% de sus locales debido a la falta de planeación de sus dueños, que en muchos casos no hicieron un estudio de mercado o de ubicación.

Explicó que aun con rentas bajas, que oscilan entre 3,000 y 5,000 pesos al mes, esas plazas que se localizan en el sur y norte de la ciudad no son atractivas para los comerciantes o bien quienes ocupan un espacio sólo están por tres meses, debido a que no obtienen las ventas esperadas y deciden cerrar.

Recordó que en el caso de sus socios suman 3,000 locales, mientras que de los restantes suman 3,200 espacios, aunque son cifras extraoficiales obtenidas durante recorridos realizados.

Falta regular aperturas

Al respecto, el presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco), Marco Antonio Prósperi Calderón, consideró importante que el ayuntamiento implemente una regulación sustentada en el otorgamiento de permisos, ya que igual como ocurre con las gasolineras, cada vez está más cerca una plaza comercial de otra, las cuales en lugar de representar un punto de venta atractivo, se convierten en elefantes blancos .

Consideró que las plazas comerciales tienen que proyectarse como una necesidad para los nuevos fraccionamientos alejados en la ciudad, a los cuales pueden llegar tiendas de conveniencia, farmacias, gimnasios y restaurantes que son los negocios que más interés tienen en llevar sus servicios a donde no se pueden instalar microchangarros .

Complejos con estrategia

A su vez, David Rojas Santillán, representante ejecutivo de Bienes Raíces Siglo XXI, que ha construido cinco plazas de 15 locales cada una en la capital, reconoció que hay sobreoferta de este tipo de complejos y dijo que el error es que la mayoría de desarrolladores inmobiliarios no realiza un estudio de mercado que detecte si en una zona hay o no necesidad de abrir una plaza.

Asimismo, compartió la idea de que hay un crecimiento desordenado del formato de plazas pequeñas en la ciudad, pero que las autoridades no pueden impedir que se abran mientras cumplan con sus permisos de construcción y uso de suelo.

[email protected]