Puebla, Pue. El gobierno del estado canceló el proyecto de la construcción del Libramiento Norte, que tenía a su cargo la empresa Obrascón-Huarte-Laín (OHL) y que costaría aproximadamente 246 millones de dólares.

La decisión obedeció a irregularidades en la concesión de dicha obra que otorgó la administración pasada. En su lugar se planea hacer un segundo piso de la autopista México-Puebla, según lo dado a conocer por los titulares estatales de las Secretarías General de Gobierno y de Infraestructura, Fernando Manzanilla Prieto y Antonio Gali Fayad, respectivamente, quienes determinaron que la firma española no cumplió con los tiempos para iniciarse la obra a principios del 2011, aun cuando desde el 2008 existía ese proyecto.

Manzanilla Prieto comentó que al revisar los términos en que el gobierno anterior, encabezado por Mario Marín Torres, dio la concesión a OHL en marzo del 2008 para hacer el libramiento de 35 kilómetros que correría paralelo a la autopista Puebla-México desde los municipios de Amozoc hasta San Miguel Xoxtla, se detectó que la empresa iba a arrancar el proyecto sin tener permisos ni derechos de vía.

Mencionó que la constructora, que obtuvo la concesión por 33 años, iría cubriendo los requisitos sobre la marcha, cuando tenía que tener algo en concreto para empezar los trabajos, pero que a la postre fue alargando y aplazando este proyecto, el cual con el cambio de gobierno tampoco se veía avance.

OHL no pudo obtener el derecho de vía, debido a que ejidatarios de las auxiliares de Santa María Xonacatepec, San Aparicio y Resurrección de la capital se negaron a vender fracciones de sus terrenos.

Hasta el momento, la constructora no ha emitido postura alguna sobre la cancelación de la obra, aunque en su Informe Anual 2011 refiere que se han invertido 654 millones de pesos en la construcción del libramiento y que espera en el 2012 iniciar la operación de este tramo de peaje, que tiene concesionado hasta el 2028.

EL PLAN B

Por su parte, Gali Fayad informó que al cancelarse este proyecto se planea un segundo piso de la autopista México-Puebla, a lo largo de 19 kilómetros, que iría del tramo Chachapa al puente de La María, con lo que se desfogaría el tráfico que se genera en la salida y entrada a la capital poblana, a la altura de la planta Volkswagen de México.

Explicó que para esa obra se tiene el proyecto ejecutivo que costó 20 millones de pesos, el cual estará a finales de mayo y en junio se licitaría, cuyo costo de la obra se estima en 12,000 millones de pesos. La afluencia vehicular en la zona de la obra considerada es de 110,000 unidades por día.

[email protected]