Monterrey, NL. Aproximadamente un tercio de las empresas de la zona metropolitana de Monterrey utilizan elementos aislados característicos de la Industria 4.0, sobre todo procesos automatizados, uso de la nube y robótica.

Sin embargo, en el futuro también se requerirán técnicos en metrología para la robótica colaborativa, técnicos en programación para sistemas automatizados y administradores de datos para la producción, de acuerdo con el estudio sobre la demanda laboral de personal técnico y operativo en el área metropolitana de Monterrey 2017, elaborado por la consultoría de Comunicación Política CPM.

“Todavía no podemos hablar de una Industria 4.0 en el amplio sentido de la palabra en las empresas del área metropolitana, pues los procesos productivos aún no son integrales, ni autogestionados, sino que involucran aún mucha intervención humana y poca inteligencia artificial”, destaca el estudio.

Pero la tendencia a largo plazo proyecta que cada vez sean más las firmas con este enfoque tecnológico.

Con ello, se espera lograr una mayor productividad en las empresas, mejores salarios y posibilidades de ascenso para el personal que se capacite en las nuevas tecnologías, según el estudio en el que se consultaron a 400 compañías del área metropolitana.

capacitación

El subsecretario del Trabajo de la Secretaría de Economía y Trabajo de Nuevo León, Felipe Avilés Fabián, comentó que la Organización Mundial del Comercio ha vaticinado que en los próximos cinco a 10 años habrá una caída de empleos debido a la manufactura 4.0.

“No debemos tener miedo, si bien van a desaparecer muchos empleos tal y como los conocemos, el reto es generar nuevas competencias”, enfatizó.

Por ello, destacó, que la dependencia estatal se está adelantando para apoyar el mercado laboral con programas de capacitación y certificación, con el fin de que el personal de la industria se actualice y fortalezca sus competencias laborales.

“Estamos a tiempo, Nuevo León es punta de lanza para la industria 4.0. Tenemos el Instituto de Capacitación y Educación para el Trabajo, el órgano para capacitar; tenemos aulas inteligentes”, expuso.

Dichas aulas están equipadas con avanzados sistemas tecnológicos. Por ejemplo, impresoras 3D para crear prototipos a escala para el sector manufacturero, así como equipo de cómputo de alto desempeño para realizar simulaciones y software especializado.

El objetivo de la capacitación es que las empresas tengan confianza de invertir en la entidad y que así las personas conserven su empleo.

estados@eleconomista.mx