Guadalajara, Jal. Una nueva ola de violencia registrada en Jalisco, que solo durante noviembre se tradujo en 113 ejecuciones, y un alza en delitos como el robo a negocios, provocó alerta entre la iniciativa privada local.

Tras la ola de homicidios, asaltos a restaurantes y robo a camiones de carga, el sector empresarial emitió un pronunciamiento para que autoridades de los tres niveles de gobierno implementen nuevas estrategias para retomar el orden en la entidad.

Para el coordinador del Consejo de Cámaras Industriales de Jalisco (CCIJ), Juan Alonso Niño Cota, de no frenar a tiempo el crecimiento de los hechos delictivos, podría convertirse en una inhibición de inversiones , aunque descartó que por ahora, esos hechos hayan ahuyentado capitales del estado.

El dirigente del sector industrial demandó coordinación y un trabajo de precisión entre la Fiscalía General del Estado, las corporaciones municipales y la Policía Federal, con operativos que garanticen la armonía .

Urgente para restauranteros

Uno de los sectores más afectados por el incremento en la inseguridad es la industria restaurantera que en los últimos meses ha padecido un crecimiento en asaltos a comensales y robo de autopartes en los principales corredores gastronómicos de la ciudad, además de ejecuciones en esos establecimientos.

Necesitamos que hagan algo y lo hagan muy rápido , demandó el presidente de la delegación Jalisco de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), Juan José Tamayo.

Desafortunadamente escogen a los restaurantes para cometer este tipo de acontecimientos pero también se da en cualquier comercio y en la calle , acotó, tras pedir la coordinación de las autoridades municipales con la Fiscalía estatal.

Otra de las preocupaciones del sector industrial en la entidad es el robo de camiones de carga, por lo que el CCIJ pidió al alcalde de Tlajomulco, Alberto Uribe, mayor presencia policíaca al arribo y salida de mercancías en los parques industriales del municipio donde se encuentran establecidas importantes empresas de alta tecnología.

Sólo que tengan el garante de que la autoridad está haciendo su parte; de que no implique mayores costos a las industrias para que puedan tener la certeza de transitar adecuadamente , refirió el coordinador del CCIJ.

El incremento en la violencia obligó a una reunión, la semana pasada, de los alcaldes de la zona metropolitana de Guadalajara con autoridades estatales, al término de la cual aseguraron que los hechos delictivos recientes no representan riesgo para la población y los atribuyeron a pugnas del cártel Jalisco Nueva Generación.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Victimización de Empresas (ENVE) 2014 realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el crimen generó pérdidas para el sector empresarial del estado por 5,000 millones de pesos el año pasado, toda vez que el costo promedio por delito en la entidad fue de 35,072 pesos.

De acuerdo con la encuesta, el año pasado se registraron más de 170,000 ilícitos contra las unidades económicas establecidas en Jalisco, pero de ellos, solo 15.6% se denunciaron.

[email protected]