Monterrey, NL. El exhorto, enviado a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) para ampliar el decreto de estímulos fiscales en la región fronteriza, busca incorporar a 10 municipios de Nuevo León que actualmente no están contemplados en la zona libre, comentó a El Economista, el diputado federal panista por Nuevo León, Hernán Salinas Wolberg.

Los municipios son: Los Herreras, Cerralvo, Vallecillo, Parás, Agualeguas, General Treviño, Melchor Ocampo, Los Aldamas, Doctor Coss y General Bravo, los cuales comparten similitud geográfica y económica con algunos de los 43 municipios que contempla el decreto.

“Estos municipios desde nuestro punto de vista tienen una similitud geográfica y actividad económica interrelacionada con la frontera norte, como es el caso de Nuevo Laredo, Guerrero y Mier, en Tamaulipas, estado del que somos colindantes”, explicó el legislador.

Dijo que están esperando tener audiencia con funcionarios de la SHCP para conocer el resultado de su solicitud.

El pasado 22 de octubre el diputado Hernán Salinas y el alcalde de Cerralvo, Baltazar Gilberto Martínez Ríos, presentaron un exhorto ante la SHCP para ampliar el decreto de estímulos fiscales y considerar a otros municipios de Nuevo León.

“El exhorto que presentamos el diputado Hernán y el suscrito es para extender la franja fronteriza más kilómetros en Nuevo León, ya que actualmente sólo sale beneficiado el municipio de Anáhuac que es frontera natural con el país vecino”, indicó Martínez Ríos.

En el escrito que presentaron ante Hacienda indica que hay otros municipios como Ensenada, Baja California; Cananea, Sonora; Coyame del Sotol, Chihuahua; Zaragoza, Coahuila, y Valle Hermoso, Tamaulipas que no cuentan con frontera natural con Estados Unidos y son considerados como parte de la región fronteriza norte.

Cabe recordar que el primer día del 2019 entró en vigor el decreto de estímulos fiscales en la región fronteriza norte, el cual tiene como beneficios la disminución del Impuesto al Valor Agregado a 8% y del Impuesto sobre la Renta a 20%, así como el aumento al doble del salario mínimo y la homologación de los precios de los combustibles con los de Estados Unidos, en los 43 municipios que se localizan en la frontera con la Unión Americana.

Dar certeza

El diputado federal priista por Nuevo León, Pedro Pablo Treviño Villarreal, comentó en días pasados que algunos legisladores solicitaron que se modificara el decreto de estímulos fiscales que tiene vigencia en los años 2019 y 2020, para que se convirtiera en ley, “pero no se logró”.

“Este decreto tiene muchos requisitos (para las empresas) y no ha funcionado bien, no logramos que estuviera en ley”, señaló.

Hernán Salinas dijo: “el problema de que sea un decreto es que puede generar mucha incertidumbre a mediano y largo plazos, porque el decreto es para dos años, y desde el punto de vista de quienes invierten sería necesaria una prospectiva de planeación a más largo plazo”.

Abundó que “si se hubiera puesto en ley daría a los inversionistas mayor certeza jurídica”.

[email protected]