Puebla, Pue. Al menos cinco municipios donde se han detectado tomas clandestinas a ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex) solicitaron la presencia del Ejército para inhibir la presencia de bandas criminales.

Carlos Alejandro Valdez Tenorio, presidente de Acatzingo, que se encuentra en la parte centro del estado, mencionó que en el 2014 se detectaron 15 ordeñas de combustibles y otras 20 en los municipios vecinos de Tepeaca, Huixcolotla, Tecamachalco y Amozoc.

Mencionó que, al igual que sus homólogos de esas localidades, hicieron un llamado a las autoridades estatales y federales para que refuercen la seguridad, ya que con sus propios cuerpos policiacos es insuficiente y tampoco se pueden dedicar a realizar sólo esa vigilancia.

Comentó que el robo de combustible a ductos de la empresa federal no es sólo realizado por bandas foráneas, sino también por algunas de la región que no han logrado ser ubicadas.

Zona de ordeñas

Reveló que las ordeñas continuamente se hacen a un costado de la carretera de Huixcolotla, que cruza por las poblaciones mencionadas, lo que representa un problema difícil de detectar.

Las autoridades federales quieren que nos hagamos cargo de un trabajo de vigilancia que no es nuestra responsabilidad, y en muchas ocasiones les hemos señalado que somos foco rojo pero no hacen caso , refirió.

Recordó que la explosión de San Martín Texmelucan, que ocurrió en diciembre del 2012 y que dejó como saldo 30 muertos, se generó por una toma clandestina, situación por la que se requieren más acciones de prevención.

El gobierno del estado informó que a través de diferentes operativos decomisó cinco vehículos que transportaban más de 12,000 litros de combustible de dudosa procedencia en Tepeaca y Acatzingo.

miguel.hernandez@eleconomista.mx