Ante la reducción de recursos federales que se avizora para el próximo año y los estragos del Covid-19, los gobiernos locales apuestan por diferentes estrategias financieras en el 2021.

Por ejemplo, debido a este panorama desalentador, y a fin de tener más ingresos, Guanajuato contratará deuda, mientras Michoacán creará nuevos impuestos.

Ayer, el secretario de Finanzas, Inversión y Administración de Guanajuato, Héctor Salgado Banda, explicó que los estados enfrentan un escenario complicado para el siguiente año, ya que se prevé una caída en las transferencias federales; se calcula, dijo, que la reducción supere los 115,000 millones de pesos.

“La baja expectativa de crecimiento, la recesión económica, en conjunto con la baja del precio del petróleo, han disminuido los ingresos del gobierno federal y por ende, los ingresos de las entidades”, indicó en conferencia de prensa virtual.

Precisó que si bien en el proyecto del Paquete Fiscal del 2021 de Guanajuato (Ley de Ingresos y Presupuesto de Egresos) no se contemplan generar nuevos impuestos o aumentar los actuales, sí se prevé la contratación de deuda para enfrentar los retos de la contingencia sanitaria.

Detalló que se esperan para el próximo año 84,299 millones de pesos de ingresos totales, monto del cual, 76,786 millones son recursos federales, que equivalen a 4,061 millones menos respecto al 2020; aunque hay otro pronóstico más desalentador: reducción de 7,000 millones en ingresos federales.

Para poder suplir estos recursos faltantes, el secretario señaló que prefirieron optar por adquirir deuda a tener que incrementar impuestos, ya que no quieren afectar la economía del hogar y de las empresas. “No se crearán nuevos impuestos ni se aumentarán las tasas vigentes para el 2021”.

Reiteró que la entidad se encuentra preparada para contraer deuda, debido a que ostenta un manejo disciplinado de la hacienda pública, donde incluso las principales agencias internacionales, como Fitch Ratings, han otorgado a Guanajuato las calificaciones más altas a las que puede aspirar cualquier estado (ratificó la nota en escala nacional de “AAA”).

“Resaltan las fuertes prácticas de administración y gobierno, márgenes operativos positivos, bajos pasivos contingentes por pensiones, niveles de deuda moderados y una fuerte posición de liquidez, además de mantener un desempeño fiscal balanceado”, puntualizó.

“La deuda sí está incluida, se entrega en el Paquete Fiscal, son 5,000 millones de pesos cerrados y se van a utilizar para inversión pública productiva. Las calificadoras nos tienen en un nivel de confiabilidad presupuestal muy importante (...) Este endeudamiento es para contrarrestar la carencia, falta de recursos que nos llegan por parte de la Federación”, agregó.

Refirió que Guanajuato optó por un endeudamiento gradual, al existir las condiciones de que el financiamiento ascendiera a los 15,000 millones de pesos.

Mientras que en el Presupuestos de Egresos, expuso que habría un total de 89,299 millones de pesos, que incluye los 5,000 millones de deuda.

Por rubro, destacan 10,700 millones de pesos para la estrategia de seguridad y paz social; 15,000 millones a desarrollo humano y social; 27,000 millones a  educación; 1,200 millones a la reactivación económica; 1,000 millones al fortalecimiento y desarrollo del campo, y 3,000 millones para infraestructura vial y de movilidad, así como en la mitigación y adaptación al cambio climático.

Otra visión

En tanto, el secretario de Finanzas y Administración de Michoacán, Carlos Maldonado Mendoza, aseveró que para la elaboración de la propuesta del Paquete Económico 2021, se toma en cuenta la situación económica nacional actual, donde resalta la caída del PIB de México, que posiblemente será mayor a 9% al cierre de 2020, y a la caída de las participaciones federales, producto de los efectos adversos derivados de la pandemia.

Descartó que el gobierno local contrate deuda al no ser una opción viable, ya que se podría ejercer presión en las finanzas locales, pero sí se proyectan nuevos impuestos, “eso sí, sin dejar de crear incentivos fiscales”.

Resaltó que el presupuesto es responsable y apegado a un balance deficitario con fundamento en la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y Municipios.

Manifestó que la Ley de Ingresos asciende a 68,661 millones de pesos, cifra de la cual, 65,295 millones son ingresos federales, 2,648 millones menos respecto a este año.

Para compensar estas reducciones, dijo que se tiene la propuesta de crear nuevos impuestos: uno es para la venta final de bebidas con contenido alcohólico, el gravamen sería de 4.5 por ciento.

“El impuesto no lo pagarán los productores, sino los consumidores finales, persigue un fin extrafiscal (salud pública). También se dará un subsidio del 100% a la venta de bebidas alcohólicas que cuenten con Denominación de Origen en el estado, siendo estas charanda, mezcal y tequila”, ahondó.

También está el impuesto a los juegos con apuestas, que estará a cargo de los apostadores, tanto por el monto apostado como por los recursos que se ganen. “Se pagará una tasa de 10% sobre el monto que utilice el apostador para apostar y se pagará una tasa de 20% sobre el monto que el apostador gane”.

Asimismo, habrían impuestos cedulares, uno a cargo de las personas físicas que realicen actividades empresariales y por prestación de servicios profesionales; éste será de 2 por ciento.

Se proyectan más subsidios para el 2021, en específico para el Impuesto sobre la Nómina, que sería de 100%, “si en el 2021 las empresas incrementan su plantilla laboral respecto a la de este año se verían beneficiados”.

Carlos Maldonado señaló que el Presupuesto de Egresos sería de 75,616 millones de pesos, lo que incluye un déficit, por 6,954 millones. Michoacán cuenta con una calificación crediticia de “BBB (mx)” por parte de HR Ratings.

La deuda pública del estado de Guanajuato ascendió a 4,382 millones de pesos al cierre de junio del 2020, uno de los montos más bajos del país (lugar 24); en su comparativo anual, presentó una caída de 13.5% en términos reales. En el Sistema de Alertas se ubica en un nivel de endeudamiento sostenible, por lo que su techo de financiamiento neto es de 15% de los ILD.

Las obligaciones financieras de la entidad de Michoacán llegaron a 18,367 millones de pesos al primer semestre del año en curso, ocupando la posición 11 por volumen; con relación a igual periodo del 2020, mostró una disminución de 9.1% real. En el Sistema de Alertas se ubica en un nivel de endeudamiento sostenible, por lo que su techo de financiamiento neto es de 15% de los ILD.

IMPI y CRT reforzarán protección legal del tequila

A fin de fortalecer la defensa legal del tequila, representantes del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) y del Consejo Regulador del Tequila (CRT), sostuvieron una reunión en la que acordaron fortalecer el marco de protección a la primera denominación de origen mexicana.

Frente a la batalla legal que la cadena productiva Agave-Tequila sostiene con Heineken por la defensa de la Denominación de Origen Tequila (DOT) ante la Comisión Europea, la Secretaría de Economía federal, a través del IMPI, definió una estrategia más enérgica para la defensa de los intereses de la bebida, y se acordaron nuevas líneas de coordinación entre el instituto y el CRT.

estados@eleconomista.mx