Puebla, Pue. La introducción de figuras navideñas de China y Taiwán ha mermado las ventas de artesanías poblanas hasta en 50%, además de provocar el cierre de 250 talleres en los últimos cinco años, en los municipios de Amozoc y Tepeaca.

Silvia del Rocío Beltrán, directora de Industria y Comercio en Amozoc, a cinco minutos de la angelópolis, comentó que la competencia desleal ha orillado a los artesanos a solo producir lo que consideran que podrán vender en esta temporada.

Expuso que de los 77,000 habitantes, 50% se dedican a la actividad ornamental de todo tipo, y en el caso de las figuras navideñas, que son más de 35 millones de piezas de yeso al año, representan 40% de su producción.

Dijo que la calidad de las figuras que van en el nacimiento se ha ido menospreciando, pues a las familias les da igual comprarlas en una tienda de autoservicio o de importaciones mundiales, donde cuesta cada unidad 15 pesos, que adquirirlas en los talleres o mercados, donde valen entre 20 y 55 pesos la pieza.

Comentó que en su demarcación 100 negocios familiares decidieron bajar la cortina de 2010 a la fecha, por lo que solo quedan 300, ys se perdieron 400 empleos.

Quiebran negocios

Osvelia del Corral, dueña del taller San José, fundado hace más de 90 años, refirió que ha visto cerrar negocios de 50 años de antigüedad, porque no pueden competir en precio con los productos asiáticos, a pesar de que estos son de mala calidad en el yeso, los cuales con el calor o la humedad se rompen fácilmente.

Expuso que para paliar la situación han salido a estados vecinos como Veracruz, Hidalgo, Tlaxcala y Oaxaca para promover sus artesanías, pues de lo contrario quebrarían.

Por su parte, José Hugo Téllez, representante de artesanos en la comunidad de Santiago Acatlán, perteneciente a Tepeaca, comentó que 350 talleres sobreviven .

Explicó que otro de los factores de bajas ventas son los intermediarios.

Nos perjudica que en las tiendas de autoservicio vendan el nacimiento completo que incluye el pesebre... pues son piezas que se hacen en volumen y con mala calidad, con lo cual se desvaloriza el trabajo de los artesanos , apuntó.

Funcionó campaña promocional

Guadalajara, Jal. Contrario a lo ocurrido hace cuatro años, cuando el ingreso de piezas asiáticas desplomó las ventas de los artesanos jaliscienses, esta temporada, los productores de nacimientos artesanales en Jalisco aseguran que les está yendo muy bien .

De acuerdo con el director del Instituto de la Artesanía Jalisciense (IAJ), Camilo Ramírez, la campaña de promoción La artesanía está de moda que el organismo puso en marcha hace tres meses, dio muy buenos resultados .

Logramos darle la vuelta; en Jalisco todavía se consumen mucho piezas que no son producidas en el país, pero logramos que la gente revalore lo hecho en Jalisco y estamos enfocándonos mucho a que todos los artesanos sean formales y legalmente establecidos , subrayó el director del IAJ.

Con base en datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), de los 400,000 artesanos que hay en la entidad, 25% fabrica artículos navideños, principalmente nacimientos que están elaborados de barro, cerámica, vidrio, madera y hasta pitiado, principalmente en los municipios de San Pedro Tlaquepaque y Tonalá, considerados la cuna alfarera del estado.

Por su parte, Laura Vargas, directora del Museo Regional de la Cerámica de San Pedro Tlaquepaque, dijo a El Economista que solo en ese municipio, hay establecidos 430 talleres dedicados a la elaboración de nacimientos artesanales, mientras, de esa actividad viven 1,100 personas. (Con información de Patricia Romo)

[email protected]