Monterrey, NL. A fin de potencializar los ingresos locales y evitar la evasión fiscal, el gobierno de Nuevo León pondrá en marcha el Programa de Fiscalización del Impuesto Sobre Nómina (ISN), con el cual se espera alcanzar una recaudación adicional de 1,500 millones de pesos de aquí a finales de la actual administración (octubre del 2021), afirmó Carlos Garza Ibarra, titular de la Secretaría de Finanzas y Tesorería General del estado.

De acuerdo con la Ley de Ingresos 2019 de la entidad, el ISN es el gravamen más importante de Nuevo León, ya que para este año se prevé recaudar 8,683 millones de pesos por este concepto, el cual representa 85.9% del total de recursos por impuestos, y 8.6% del total de ingresos.

Uno de los ejes de dicho programa es que la información de timbrado de nómina se va a cruzar con las bases de datos del Instituto Mexicano del Seguro Social, Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores y el Padrón Estatal del Impuesto Sobre Nómina, con el objetivo de detectar a quienes no están contribuyendo.

“Este cruce permite obtener una información certera de la base gravable de impuestos”, enfatizó el secretario.

Un ejercicio preliminar arrojó entre otros datos que hay contribuyentes que timbran nómina en la entidad y no se encuentran registrados en el padrón estatal, es decir, existen diferencias en montos y número de empleados declarados en el Servicio de Administración Tributaria (SAT)y en el gobierno estatal, dijo.

“En consecuencia se priorizarán las estrategias de fiscalización en las empresas de tercerización, es decir, de outsourcing, como entes susceptibles de planeación fiscal inadecuada”, mencionó Garza Ibarra.

El objetivo de estas medidas es el de promover el cumplimiento y terminar con prácticas indebidas en empresas de tercerización, afirmó.

Asimismo, destacó que la recaudación del ISN crece a una tasa anual promedio de 11%, lo cual representa un crecimiento acumulado de 52% en cuatro años de gobierno, situación que obedece a la eficiencia recaudatoria, medidas administrativas de regulación y conclusión positiva de las sentencias de amparo de contribuyentes que tributaban a una tasa inferior.

Complemento

La iniciativa estatal de fiscalización apoyará al programa Súmate del SAT, que consiste en visitar 21,000 unidades económicas para que se den de alta en el Registro Federal de Contribuyentes o se actualicen.

Este programa, que tiene el propósito de que el proceso de recaudación fiscal sea transparente y exitoso, pretende acercar beneficios de la formalidad a quienes se dedican a una actividad económica y abatir el comercio informal.

Al cierre de junio del 2019, Nuevo León registró la segunda tasa de informalidad laboral más baja a nivel nacional, con 37.00% de sus ocupados en esta situación, detrás de Coahuila (34.22 por ciento).

El gobernador Jaime Rodríguez Calderón le expuso a la jefa del SAT, Margarita Ríos-Farjat: “Cuenten con toda la información que se necesite para el convencimiento (de los contribuyentes) de que es importante la contribución para el avance de su propia familia”.

“Ésa es la parte importante en que tenemos que ayudar al presidente Andrés Manuel López Obrador. Si él tiene la intención y la voluntad política tenemos que ayudarle, porque eso va a ayudar a que Nuevo León tenga mucho más recursos”, aseguró.

La directora general del SAT detalló que en el país se visitarán 154,900 unidades económicas de 33 localidades de 12 entidades federativas que participan este año.

[email protected]