Guadalajara, Jal. Para atraer Inversión Extranjera Directa (IED) y acelerar el desarrollo económico de sus municipios, los 125 gobiernos ayuntamientos de Jalisco, que inician funciones el próximo 1 de octubre, deberán desarrollar corredores industriales regionales con un vocacionamiento específico.

De acuerdo con el director general de la Asociación de Parques Industriales del Estado de Jalisco (APIEJ), Javier Lemarroy, actualmente hay iniciativas para desarrollar en el estado un hub logístico, un hub tecnológico y uno manufacturero.

“Vamos a comprender varios municipios en donde vamos a estar trabajando con los ayuntamientos para vocacionar la infraestructura basada en las necesidades de cada sector, de ciertos lugares que tienen potencial sectorial de desarrollo”, dijo a El Economista, Lemarroy Mendoza.

Detalló que, en principio, la APIEJ está desarrollando un inventario de capacidades productivas en cada región del estado, y localizando polos de desarrollo; es decir, tierras potenciales para generar la infraestructura industrial.

A partir de ahí se desarrolla el concepto y los planes maestros para, posteriormente, “llamar a la mesa a inversionistas, fondos de inversión, a los desarrolladores industriales, para que le apuesten al levantamiento de los parques”.

Actualmente hay ocho corredores industriales consolidados en el área metropolitana de Guadalajara: El Salto, Periférico Sur, López Mateos Sur, Zapopan Norte, antigua Zona Industrial, Acatlán de Juárez, Tala y Lagos de Moreno, pero la intención es desarrollar nuevos polos de desarrollo con base en las fortalezas de cada región.

Inversiones

En el marco del seminario sobre Gobernanza y Buenas Prácticas, Gobiernos Municipales Exitosos, que organizó el Congreso de Jalisco para ofrecer asesoría y capacitación a los ayuntamientos entrantes, el director general de APIEJ dijo a los gobernantes electos que deben considerar cuatro factores elementales para atraer IED a sus municipios.

Puntualizó que los inversionistas buscan que haya demanda regional, costos de producción que, según Lemarroy Mendoza, no significan salarios bajos, ya que “se les hace más atractivo que hay mano y mente de obra cada vez más especializada”.

El también promotor de la inversión en México indicó que el tercer factor que deben considerar los gobiernos locales es impulsar políticas públicas regionales enfocadas a acelerar el tiempo de aterrizaje de una empresa en sus municipios, incluso por encima de los incentivos que pueda ofrecer.

El cuarto factor para atraer inversión, añadió, son las economías de aglomeración, es decir, que en esa región haya suficientes unidades económicas vocacionadas a determinados sectores y que los gobernantes tengan el mapeo exacto de los inventarios de cadenas y capacidades productivas.

El director general de la APIEJ destacó que los inversionistas extranjeros deciden en qué lugar establecer su proyecto productivo con base en una matriz en la que evalúan 12 factores.   

Los factores de decisión más relevantes son la cercanía al mercado, factibilidad de incrementar ingresos, ecosistemas industriales, desarrollo tecnológico en la región, costos de manufactura, condiciones de infraestructura tanto logística como dentro de los parques industriales, mano y mente de obra calificada, condiciones de seguridad, proximidad a cadenas de suministro, distribución, calidad de vida en la región, timing e incentivos.

Herramientas

Un elemento prioritario en la reactivación y el desarrollo económico de estados y municipios, particularmente después de la crisis generada por la pandemia, es el empleo de herramientas tecnológicas, señaló Miguel Ángel Basilio de la Paz, director de Tecnología de la empresa Nextline.

La Plataforma de Desarrollo Económico desarrollada por esta empresa jalisciense busca crear una red nacional que facilite una vinculación efectiva entre oferta y demanda laboral alineada a las reglas de operación del Servicio Nacional del Empleo.

“La plataforma se ha enfocado a proveer soluciones tecnológicas a los gobiernos municipales y estatales para establecer una reactivación económica ordenada a partir del desarrollo de talento, la vinculación efectiva entre oferta y demanda laboral y de promover la atracción de inversión”, comentó su director ejecutivo, David Basilio.

Considerando que el desarrollo económico es un tema prioritario y la curva de aprendizaje para los nuevos gobiernos municipales puede llevarse buena parte del trienio, la diputada Rosa Alba Ramírez Nachis presentó una iniciativa ante el Congreso local para obligar a quienes vayan a asumir un cargo público a tomar cursos de capacitación en la materia.    

Debido a que la iniciativa se encuentra en análisis en comisiones legislativas, y los nuevos ayuntamientos están por iniciar su gestión, el Congreso de Jalisco en coordinación con organismos del sector privado, impulsaron el seminario sobre Gobernanza y Buenas Prácticas para los 125 municipios, ahondó Israel González, organizador del evento en el que participaron funcionarios electos de más de 100 alcaldías jaliscienses.

estados@eleconomista.mx