S&P Global Ratings confirmó la calificación de “mxAA” de Monterrey, Nuevo León, y cambió la perspectiva de Estable a Positiva.

“La perspectiva Positiva refleja que podríamos subir la calificación en los siguientes 18 a 24 meses, si Monterrey logra continuar con un sólido desempeño presupuestal a pesar del bajo crecimiento esperado en le economía mexicana en el 2020, lo cual podría impactar el ritmo de crecimiento de las transferencias federales”, indica la agencia.

Estima que Monterrey puede continuar con superávits operativos en torno a 14% de los ingresos operativos y ligeros superávits después de gastos de inversión. En este escenario, se espera que la deuda del municipio continúe con una tendencia descendente, ya que no se cuenta con planes de adquirir deuda nueva, y, se tiene un plan de manejar prudentemente las cuentas por pagar a proveedores.

Por su parte, la calificación de Monterrey, según S&P, refleja una economía que se compara favorablemente con la de sus pares nacionales en términos del PIB per cápita, su posición de liquidez es sólida, aunque con cierta volatilidad durante el año fiscal, y cuenta con una administración financiera satisfactoria.

“Aún en el último proceso electoral, los indicadores fiscales del municipio fueron adecuados. El desempeño presupuestal se mantiene sólido y se compara positivamente con el de sus pares nacionales. Tras la exitosa operación de refinanciamiento de deuda en el 2016, la carga de deuda de Monterrey continúa disminuyendo y actualmente sus pasivos contingentes son bajos”, expuso.

Sin embargo, añadió, al compararlo con sus pares nacionales con calificaciones más altas, Monterrey tiene una proporción menor de ingresos propios, y una mayor presión presupuestal relacionada con los pagos anuales por pensiones. Esto pone la flexibilidad presupuestal del municipio en una posición más débil en comparación con sus pares.

Monterrey, capital de Nuevo León, contribuye con 27% de la economía del estado. Su PIB per cápita de 20,776 dólares, estimado para el 2018, es más alto que el de Mérida, Querétaro, Torreón o Saltillo, y también es más alto que el promedio nacional de 9,646 dólares.

S&P agregó que la aprobación del T-MEC debería fortalecer el rol de Monterrey en el área metropolitana, en Nuevo León y en México en los siguientes años.

“Adrián de la Garza (PRI, 2019-2021) fue reelecto para un segundo y último periodo de gobierno de tres años en un proceso electoral controvertido. Destacamos que en el año electoral 2018 y 2019, el municipio mantuvo sus proactivas políticas de recaudación de ingresos propios, se contuvo el crecimiento de los gastos operativos, y el municipio logró un máximo histórico de ejecución de gasto de inversión sin deteriorar su posición de liquidez”, indicó.

[email protected]