Tijuana, BC. La industria maquiladora en Baja California reforzó su plantilla laboral con los migrantes de Haití que llegaron en el 2016, quienes fueron contratados para resolver parte del rezago en las vacantes dentro del sector en la entidad, el cual actualmente alcanza una cifra de hasta 10,000 plazas.

El presidente de la Asociación de la Industria Maquiladora y de Exportación (Index) en Tijuana, Luis Manuel Hernández González, detalló que en este mes se cumple la fecha para la renovación de los documentos migratorios de los cerca de 2,800 ciudadanos haitianos, pues el año pasado solicitaron su trámite de visa humanitaria que ya venció.

“Estas personas ya se integraron a las filas del empleo formal en la ciudad y la mayoría labora en algunas de las empresas maquiladoras afiliadas a Index, por lo que el propósito, tanto del Instituto Nacional de Migración (INM) como de las industrias, es que esta comunidad cuente con la certeza jurídica para vivir y laborar en Tijuana”, indicó.

El delegado del INM en Baja California, Rodulfo Figueroa Pacheco, hizo un llamado a las empresas afiliadas a Index Tijuana para que empleen a ciudadanos de Haití y con ello contribuyan a la renovación de las visas laborales.

El Instituto, explicó, podrá emitir la residencia temporal; sin embargo, mientras no tengan un empleo formal o no cuenten con una vía para su regularización migratoria, estarán en México en calidad de visitantes por razones humanitarias y no podrán obtener la Clave Única de Registro de Población (CURP).

Figueroa Pacheco invitó a las empresas que forman parte de Index Tijuana a que se acerquen al INM para trabajar conjuntamente en la regularización no solamente de los ciudadanos haitianos, sino de todos aquellos extranjeros que colaboren con ellos.

El presidente de Index Tijuana reconoció la apertura del INM y del Instituto Mexicano del Seguro Social al ofrecer facilidades a las empresas para renovar la situación laboral de dicha comunidad, lo cual se integró a los procesos industriales de las compañías globales, ya que la mayoría labora en maquiladoras.

“Algunas industrias tienen contratadas hasta 70 personas de esa nacionalidad, aunque el problema es que no podían deducir los pagos de la nómina por la falta de la CURP, pero el INM ya nos ha ayudado en eso y ahora es tiempo de que vuelvan a renovar su situación”, destacó Hernández González.

[email protected]