Puebla, Pue. Las medidas aplicadas hace menos de dos años que evitaron tener en el mercado telas y prendas subvaluadas salvaron de la quiebra a la industria maquiladora local, misma que logró aumentar su producción 15% para volver a posicionarse con marcas transnacionales, a las cuales además de confeccionar, venden ropa para ser etiquetada.

El director general de la Cámara Nacional de la Industria del Vestido (Canaive), delegación Puebla-Tlaxcala, Álvaro Delgado Sánchez, explicó que Adidas, Cotton, Lacoste, Levi´s, C&A, Cappini, Religion, Oggi Jeans, entre otras, son ejemplos de firmas que están confiando en la calidad local para otorgarles proyectos que comprenden cantidades de 50,000 prendas por semana.

El 3 de diciembre del 2014 fue lanzado un paquete de 13 medidas para impulsar a la industria textil y del vestido, entre las cuales destaca la integración de dicho padrón, así como de una lista de precios estimados para importar materia prima y piezas confeccionadas y el acceso a créditos.

Delgado mencionó que la decisión del gobierno federal por integrar un padrón de importadores redujo del 60% al 1% la introducción de textiles y productos confeccionados a bajos costos y sin pagar impuestos.

El líder de la Canaive Tlaxcala afirmó que las 138 firmas poblanas, que generan 30,000 empleos sumados, se han visto beneficiadas por la medida federal ante un aumento de la demanda.

Comentó que las maquilas afiliadas han apostado por ser más competitivas no solo en ofrecer hacer todo el producto con altos estándares de calidad sino en generar diseños propios para ofrecerlos a sus clientes, además de buscar un nicho de mercado mediante la promoción.

En Puebla hay firmas que generan hasta 3,000 empleos directos, la s cuales ofrecen un servicio específico conforme la necesidad de la marca, algunas hacen el corte y armado de la prenda, otras tienen definido su tipo de maquila en camisa, pantalón u otra ropa , comentó Delgado.

El directivo dijo que a través de la Canaive, las marcas se han acercado para presentar proyectos y, con ello, que los ayuden a buscar a los fabricantes que tengan la capacidad en infraestructura y estén certificadas para cumplir en producción.

Reparten producción

El directivo refirió que en promedio un taller tiene la capacidad de producir hasta 30,000 prendas por semana y cuando requieren elevar la actividad buscan hasta 20 talleres medianos para repartir el resto del trabajo.

En Tehuacán, Teziutlán, Puebla y Huejotzingo están algunas de las firmas que están aprovechando la necesidad de confección para aumentar su actividad.

El directivo afirmó que en esta cadena productiva buscan que al menos dos de cada diez empresas informales puedan migran y tener más beneficios en lugar de solo fabricar para vender en tianguis y mercado locales.

[email protected]